Las tasas que los bancos cobran a comerciantes por el pago con tarjeta se limitarán al 0,3% de tope en tarjetas de crédito y 0,2% si es de débito.
La futura directiva, que necesita aún la aprobación del Pleno del PE, equipara la situación de Europa a la de España, donde ya se fijaron esos mismos límites en junio.

Las tasas que los bancos cobran a los comerciantes por los servicios del pago con tarjeta y que acaban encareciendo el precio final para el consumidor se limitarán pronto en toda Europa al 0,3% máximo en tarjetas de crédito y 0,2% si es de débito. La futura directiva, fruto de un acuerdo preliminar entre Parlamento y Consejo, ha sido aprobada hoy por la Comisión de Asuntos Económicos pero debe ser refrendada ahora por el Pleno de la Eurocámara.

Los límites a las tasas, que se aplicarán tanto a transacciones nacionales como internacionales dentro de la UE, se aplicarán en un plazo único de seis meses desde la entrada en vigor de la futura ley europea. “Por primera vez se limitarán en toda Europa las comisiones de las tarjetas, lo que repercutirá muy positivamente en los consumidores y garantizará una competencia equitativa”, defendió el ponente del acuerdo, el eurodiputado español Pablo Zalba (PPE).

En la actualidad, las comisiones que los comerciantes pagan a los bancos emisores de tarjetas de crédito por las compras que realizan sus clientes con tarjeta son poco transparentes y difieren de unos Estados miembros a otros. En unos países existe legislación nacional al respecto, como en España, pero en otros estas tasas están sometidas únicamente a las decisiones adoptadas por organismos económicos nacionales- Los bancos a menudo siguen el patrón de tarjetas como Visa y Mastercard (que implican a cuatro partes, banco emisor de la tarjeta, banco del comerciante y así como al propio usuario de la tarjeta y al comerciante), la cuales controlan la mayor parte del mercado de tarjetas. En cualquier caso, los comerciantes acaban cargando la comisión en el precio final, encareciendo los productos para el consumidor.

Según estimaciones de la Comisión Europea, estas comisiones suponen anualmente un sobrecoste de hasta 10.000 millones de euros para los comerciantes europeos.

Situación en España

El Consejo de Ministros aprobó en España nuevas normas nacionales para imponer estas mismas limitaciones en junio de 2014, que coinciden en el 0,3% de tope en tasas para las tarjetas de crédito y 0,2% en tarjetas de débito. Según estadísticas del Banco de España, antes de la aprobación de estas normas las comisiones rozaban el 0,6% para tarjetas de crédito y 0,22% para débito en nuestro país.

Próximos pasos

El presente acuerdo, aprobado hoy por la Comisión de Asuntos Económicos, deberá ser refrendado por el Pleno de la Eurocámara del 27-30 de abril, así como por el Consejo. Desde su publicación oficial, los países tendrán 6 meses para que las nuevas normas entren en vigor.