En la actualidad tenemos una  volatilidad que es creciente y unos beneficios que siguen sin repuntar. Nicolás Fernández, de Banco Sabadell reconoce que aunque la FED esté pensando en subir tipos, tanto el trabajo del organismo que preside Yellen como el Banco de Japón, dan margen de maniobra.
 
 

En este sentido, el experto de Banco Sabadell cree que el BCE puede cambiar la política de compras e impulsar que los países europeos se muevan hacia políticas fiscales más eficientes, pero esa es la previsión más complicada.

Como también lo es el crudo. Hay exceso de oferta y hay rumores de acuerdos para congelar la producción pero eso no bastaría, habría que recortar la producción para seguir viendo subidas.  La evolución del crudo es todavía más difícil de predecir que la bolsa. 

El rebote que tuvieron ayer los bancos supone cierto alivio y vamos a ver cómo aguantan hoy  tras la reunión de la FED. 

Por lo menos los mercados podrían hacer algo lógico por lo que menos que suba la volatilidad pero lo que ha pasado en agosto es sorprendente con una volatilidad bajísima.

Declaraciones a Radio intereconomia