La planta, en la que Alvinesa invertirá cerca de dos millones de euros, tendrá 2.500 KW de potencia pico y está previsto que entre en funcionamiento antes de terminar 2019. Endesa quiere posicionarse como socio energético de la industria más comprometida con el medio ambiente.

endesa planta fotovolcacia en ciudad real

Endesa ha firmado un contrato con Alvinesa Natural Ingredients para la construcción de una planta de energía solar fotovoltaica en sus instalaciones situadas en Daimiel, Ciudad Real. La planta tendrá 2.500 KW de potencia pico y contará con la última tecnología en paneles policristalinos de alto rendimiento. Su ubicación será anexa a la fábrica que la firma tiene en el polígono El Campillo. La inversión será de unos dos millones de euros en su totalidad y está previsto que entre en funcionamiento, una vez obtenidas las pertinentes autorizaciones, en el plazo más breve posible, antes de final de año.

El director de Endesa Energía, Juan José Muñoz, y Jesús Cantarero, presidente de Alvinesa, han sido los encargados de formalizar el contrato en la sede de Alvinesa Natural Ingredients en Daimiel,

Para Muñoz, la misión real de Endesa es apoyar a sus clientes con el mejor trato posible: “Nos unimos con Alvinesa para la incorporación de plantas de energía fotovoltaica para autoconsumo en su factoría, porque la misión real de Endesa no es solo vender energía sino entender bien la necesidad de nuestros clientes y ayudarles a resolver de la manera más eficiente sus necesidades en el entorno de la energía. Estar aquí en Daimiel, es una oportunidad para crecer en territorios donde queremos estar más presentes hoy y en el futuro”.

Con esta inversión, el posicionamiento de Endesa frente a sus clientes les permite estar más a salvo de los cambios que sufre el mercado eléctrico, además de disminuir el impacto medioambiental de la actividad industrial.

Jesús Cantero, por su parte, concibe este proyecto como una oportunidad para su factoría: “La orientación que tiene la planta es producir nosotros mismos casi toda la energía que consumimos porque trabajamos exclusivamente con nuestra biomasa a efectos de producción de energía térmica. Con el apoyo de Endesa, y como estamos muy comprometidos con la sostenibilidad y con el medio ambiente, hemos visto la oportunidad de producir, por lo menos, un 20 o 25% de la energía eléctrica que consumimos con el sol”.

Toda la producción de la planta se destinará al consumo interno de la factoría que funciona desde hace unos años en las afueras de Daimiel y que produce ingredientes naturales extraídos de la uva tales como Polifenoles, Proantocianidinas, Antocianinas, Flavonoides, o Resveratrol, además de ácido tartárico y alcoholes. Con esta planta solar Alvinesa conseguirá un doble objetivo, tener un considerable ahorro en la compra de energía y abastecer parte de su consumo total con energía renovable por un periodo que, inicialmente, está calculado para 25 años.

Desde sus instalaciones inauguradas en 2015, Alvinesa exporta el producto a más de 15 países y almacena y valoriza orujos procedentes de toda la geografía española.  Con un equipo de 120 personas, Alvinesa se encarga de todo el ciclo de producción desarrolla productos destinados a distintas industrias como la enología y otras bebidas, la alimentación, la industria nutraceútica, la alimentación animal, productos sanitarios y energía (biomasa) entre otras.