“El Ibex 35 pierde un 5% desde que comenzara el año, lo que nos sitúa en referencias anteriores a 12 meses”.

“Estamos muy condicionados por dos factores a corto plazo: Grecia y el precio del petróleo. El mercado tiene miedo y dudas y está buscando quizás un punto de referencia más abajo antes de rebotar con fuerza. En el caso del Ibex 35, el suelo podría venir marcado por el sentimiento de los inversores minoristas, que no señala miedo extremo aún, pero podría descender algo. Así, el mercado, hasta finales de semana, podría tener un tono negativo y caer por debajo de los 9.000 puntos para luego rebotar”.

Declaraciones a Radio Intereconomía