Como nos avisan nuestros indicadores técnicos, el índice compendio europeo mantiene la tendencia alcista, aunque a corto plazo el precio ha cortado a la baja la media de 40 sesiones, lo que le hace perder la excelencia.


A pesar de los vaivenes experimentados en su cotización esta semana, el EuroStoxx 50 sigue siendo alcista. De eso no cabe duda, y menos viendo la situación técnica que presenta su gráfico a largo y medio plazo, pues la directriz alcista que parte de los mínimos de julio sigue intacta. Ahora bien, a corto plazo el índice ha dejado dos importantes velas rojas y parece que busca apoyo precisamente en la directriz. De hecho, como se puede observar en nuestros indicadores premium, el precio ha cortado a la baja a la media móvil de 40 sesiones y, ésta, a su vez, sigue por encima de la de 14, lo que nos alerta de que en el corto plazo la situación es bajista.

eurostoxx indicadores premium


Por tanto, a corto plazo es bajista tras haber perdido el soporte de los 3.340 puntos. No obstante, si rebota en la directriz, en el entorno de los 3.200 puntos, nuevamente deberemos buscar el lado largo y la subida, en primera instancia, hasta los 3.250 puntos y, en segunda, hasta los máximos del año, en 3.3250 puntos.

Sara Carbonell, responsable de fidelización de clientes de CMC Markets, indica que “es importante que el EuroStoxx no pierda los 3.000 puntos”.

Apúntese a nuestras alertas de cambio de ciclo bursátil

eurostoxx