La facturación en el primer semestre de Grifols ha aumentado un 18% y se ha situado en 1.900,6 millones de euros, frente a los 1.610,8 millones de euros generados en el mismo periodo de 2014. La evolución de las divisas, en especial el dólar, ha favorecido los ingresos reportados y se mantiene un crecimiento del +1,6% a tipo de cambio constante (cc).

Tendencia ascendente del negocio recurrente de Grifols que, excluyendo Raw Materials and Others, ha aumentado un +19,3% (+2,7% cc) en los seis primeros meses de 2015.

El impulso de las ventas de la División Bioscience en el segundo trimestre del año, que incrementaron un +27,8% (+5,9% cc), ha contribuido al crecimiento acumulado de los ingresos de la división en el conjunto del semestre hasta alcanzar 1.457,4 millones de euros, que supone un +20,6% (+3,0% cc) de crecimiento. 

Los ingresos de la División Diagnostic durante el semestre se han situado en 344,0 millones de euros mostrando un incremento del +17,2% (+2,7% cc). Recoge, principalmente, el impacto favorable en el primer trimestre del año de los ingresos derivados de los contratos suscritos en países como Japón y China para analizar las donaciones de sangre mediante tecnología NAT.

La facturación de la División Hospital, que representa el 2,6% de los ingresos totales del grupo, se mantiene estable en torno a 49 millones de euros en los seis primeros meses del año debido al retraso en los ingresos procedentes de algunos contratos de fabricación a terceros previstos para el periodo.

Grifols continúa impulsando la expansión geográfica de las ventas. Aproximadamente el 94% de los ingresos se generaron fuera de España. De enero a junio de 2015, el aumento de los ingresos en ROW (resto del mundo) fue del +25,1% (+9,5% cc), en Estados Unidos y Canadá aumentaron un +23,6% (+1,9% cc) y en Europa un +2,6% (+0,2% cc). 

Grifols mantiene elevadas inversiones en I+D para agilizar proyectos en desarrollo. Durante la primera parte del año, se ha realizado una inversión neta en I+D de 116,4 millones de euros, que equivale al 6,1% de los ingresos semestrales.

El EBITDA alcanzó 560,8 millones de euros en el primer semestre de 2015. En relación a los 508,2 millones de euros reportados en el primer semestre de 2014 supone un crecimiento del +10,4%.
 
El margen EBITDA se ha situado en el 29,5% en el semestre. Tal y como estaba previsto, los márgenes se han visto afectados principalmente por la finalización de los ingresos por royalties relacionados con la unidad de diagnóstico transfusional; el funcionamiento de las dos plantas de fraccionamiento situadas en Clayton (Carolina del Norte, Estados Unidos) mientras se traspasa progresivamente toda la producción a la nueva, aprobada por la FDA
en el último trimestre del 2014; y por la dinámica competitiva en el mercado estadounidense de inmunoglobulina intravenosa. Durante el segundo trimestre el mix geográfico de los ingresos ha impactado en la evolución del margen EBITDA.

El EBIT aumentó un +12,8% hasta 470,7 millones de euros, el 24,8% de los ingresos. La tasa impositiva permanece estable en el 22,0%, nivel similar a la de los últimos periodos. El beneficio neto atribuible al grupo creció un +16,3% en el semestre hasta alcanzar 261,5 millones de euros, que supone el 13,8% de los ingresos. 

El resultado financiero ha aumentado un +8,8% durante el primer semestre penalizado por la evolución del dólar frente al euro. Excluyendo el impacto del tipo de cambio, el resultado financiero ha disminuido un -12,8%.

La deuda financiera neta del grupo se ha situado en 3.818,1 millones de euros incluyendo 788,7 millones de euros en caja. Destaca el descenso de 162,9 millones de euros de la deuda financiera neta desde marzo de 2015, teniendo en cuenta el pago en junio de un dividendo final ordinario correspondiente al ejercicio 2014 por un importe de 102,2 millones de euros. Grifols presenta un ratio de endeudamiento de 3,4 veces EBITDA (3,2 veces cc), que es inferior a las 3,7 veces registradas en el primer trimestre.

La generación de caja de Grifols se mantiene en niveles elevados y seguirá contribuyendo al desapalancamiento del grupo. La caja operativa ascendió a 257,1 millones de euros en el primer semestre de 2015. A junio 2015, el activo total consolidado asciende a 9.095,4 millones de euros y supone un aumento del +7,6% en relación a los 8.449,8 millones de euros de diciembre de 2014. 

Adicionalmente a los efectos de la variación del tipo de cambio, el principal incremento de los activos no corrientesse debe a la recompra de activos industriales en Estados Unidos y en España por importe de 277 millones de euros y a la entrada en el capital de Alkahest.

Principales magnitudes del primer semestre de 2015:

grifols resul