Creo que la semana pasada nos quedamos con que hay un fondo económico positivo que se ve en el dato de empleo e indicadores de confianza, lo que es una base buena. Lo que puede interrumpir esa recuperación serán en primera lugar los bancos centrales y lo que veremos en las Actas de la FED  es que reafirman las expectativas de una subida de tipos en diciembre.

Por parte del BCE, los rumores que hubo de una reducción de compras en marzo son todavía muy tempranos y precipitados. Quizás las incertidumbres estarán ligadas en torno a noticias que se conozcan de entidades como Deutsche Bank y la víspera de los resultados empresariales, que son una de las claras vulnerabilidades que puede tener la economía de EEUU.

No obstante, con ese fondo positivo, los primeros resultados empresariales serán los que marquen la tendencia.

En los resultados empresariales esperamos que al menos esa revisión tenga un suelo. Aunque la tendencia ha sido a la baja, en términos de rentabilidad por activos se mantiene en unos niveles sensiblemente más altos a los del pasado.

Declaraciones a Radio intereconomia