Coincidiendo con el final del primer trimestre, las firmas de inversión se apresuran a hacer un balance de los primeros tres meses del ejercicio para poder reajustar sus carteras. La última de las grandes en hacerlo ha sido Citi.

Aseguran en un reciente informe que el mercado va a seguir marcado por la divergencia macroeconómica de la FED estadounidense frente al BCE y al Banco de Japón (BoJ). En su opinión, las dos últimas autoridades monetarias seguirán con sus respectivos QE lo que mantendrá la actual tendencia: sus monedas se depreciarán, lo que ayudará a los beneficios de las compañías. Por el contrario, la FED podría subir los tipos próximamente, lo que repercutirá en un mayor fortalecimiento del dólar y enfriará las ganancias de sus empresas.

En cuanto a los mercados, a nivel global los analistas de la firma aseguran que cotizan a niveles razonables. En concreto, lo hacen a un PER de 18 veces, ligeramente por encima de las 17 veces beneficios que ha sido su media histórica. En este sentido aseguran que la renta variable sigue siendo barata frente a los bonos.

Para el conjunto del año esperan que las bolsas mundiales subirán un 7% en el ejercicio, aunque algo menos en Estados Unidos, donde las alzas serán de un 6%. En la entidad sobreponderan las bolsas de los mercados en los que está en marcha el QE: Europa y Japón.

Objetivos índices


El conocido estratega de Estados Unidos de Citi, Tobías Levkovich, prefiere mantenerse neutral frente a Wall Street a pesar de los problemas que están teniendo algunas empresas para mantener los beneficios por la caída del precio del petróleo y la fortaleza del dólar. En concreto asegura que “mientras que Estados Unidos podría parecer caro frente a otros mercados, no lo es tanto frente a los múltiplos históricos”. El experto asegura que los temores frente a un posible problema de los márgenes de las empresas estadounidenses son prematuros. De hecho, considera que las acciones americanas están baratas frente a los bonos soberanos.

En general piensan que el actual mercado alcista está maduro, pero no acabado. “En Estados Unidos el fin del QE supuso que los mercados se movieran a la fase tres del ciclo. Esto implica un periodo en el que las acciones siguen subiendo a pesar de que los spreads del crédito comienzan a mejorar. En la fase anterior, la dos, las acciones suben y los spreads se reducen. Sospechamos que en la eurozona el BCE intenta mantener a los mercados en la fase 2”, aseguran.

Los anteriores mercados maduros han durado unos tres años, aunque la anterior experiencia entre 2007 y 2008 fue muy corta.” Ellos no esperan que las bolsas entren en la siguiente fase hasta dentro de 12 o 18 meses.

Fases mercados


Así, en Citi apuestan por sobreponderar Europa y Japón. En cuanto a sectores optan por sobreponderar el sector cíclico.
En la siguiente tabla, además, están las acciones favoritas para Citi en los próximos meses.

Acciones que recomienda comprar Citi


Quizá le interese leer: Goldman: Aquí es donde debe invertir en lo que queda de año