El escenario es complejo desde el punto de vista económico y político. Las materias primas, la frágil recuperación europea, las diferentes citas electorales o las políticas de los bancos centrales mantienen en vilo a inversores y economistas. Estos son los cinco principales factores a tener en cuenta:
Lea también: Los cinco gráficos que explican la situación económica mundial
1. DESACELERACIÓN DE CHINA
La economía de China crece por primera vez en casi tres décadas a un ritmo inferior al 7%. La desaceleración del crecimiento del gigante asiático, la segunda mayor economía mundial, es evidente, pero no tanto hasta cuánto puede reducirse. China está inmersa en un cambio de modelo de exportación a uno que dependa más de la demanda interna y del sector servicios. Pero este cambio se realiza en un contexto en el que ha pasado de tener un nivel de endeudamiento, contando empresas, familias y estado, del 148% del PIB en 2008 hasta el 248% del PIB en 2015, lo que supone un riesgo adicional para la economía.
“El verdadero reto está en acelerar el ritmo de las reformas estructurales que China necesita poner en práctica para avanzar hacia un modelo basado en el consumo y en los servicios", asegura S&P. La agencia de calificación mantiene sus previsiones de crecimiento del PIB de China en el 6,3% para 2016 y en el 6,1% para 2017, a pesar de que el país asiático sigue dominando las discusiones sobre el futuro económico y financiero de la región Asia-Pacífico.
2. INESTABILIDAD EN EL MERCADO DEL PETRÓLEO
Pueden saltar chispas entre Arabia Saudí, Rusia e Irán, lo que podría derivar en una mayor producción de petróleo
Este jueves se celebra un encuentro ordinario de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), en el que “pueden saltar chispas entre Arabia Saudí, Rusia e Irán, lo que podría derivar en una mayor producción por parte de alguno de los dos primeros productores para tratar de impedir que el tercero gane cuota de mercado y la consolida”, argumentan en Bankinter.
El petróleo cotiza con leves ganancias para el barril West Texas, referencia en Estados Unidos, y plano el Brent, referencia en Europa, que sigue así por encima de los 50 dólares. Sin embargo, ha dado muestras de extrema volatilidad. Desde cotizar por encima de los 100 dólares en 2014, se desplomó hasta perder los 30 dólares en febrero, y desde entonces rebota un 80%.
3. ¿Y SI LA FED SE EQUIVOCA?

“La economía sigue mejorando y el crecimiento parece repuntar frente al primer trimestre. Si el mercado laboral sigue mejorando, tal y como espero, sería apropiado que la Fed siga elevando los tipos de interés y probablemente en los próximos meses, ese movimiento sea apropiado”, aseguró el viernes Janet Yellen, presidenta de la Reserva Federal (Fed) durante una intervención pública en la Universidad de Harvard.
El banco central nortamericano se reúne los días 14 y 15 de junio, y si no toca los tipos en esa reunión, el mercado ya da por hecho que será o en julio o en septiembre. La tasa de fondos federales (tipos de referencia) está anclada en el rango entre 0,25% y 0,5% desde diciembre, cuando la institución presidida por Yellen los subió por primera vez en nueve años. Lo que se pregunta el mercado es: ¿Y si los sube antes de tiempo, se equivoca, y perjudica la recuperación económica? Por ahora, lo que sabemos es que el PIB estadounidense se expandió un 0,5% en el primer trimestre, una décima menos de lo previsto y por debajo de la media de los últimos seis años.
En cualquier caso, el crecimiento está en línea con la proyección del 2,9% de la Fed para el conjunto del año. "No sólo el crecimiento fue fuerte en el primer trimestre, sino que en los tres primeros meses del año el ingreso interno de la economía, una medida alternativa para medir la evolución de la actividad, aumentó a un ritmo saludable del 2,2% anual", explican los economistas de Capital Economics.
Lea también: Bullard, de la Fed: Los mercados están bien preparados para una subida de tipos en verano
4. ¿HABRÁ BREXIT?

El 23 de junio los británicos decidirán en las urnas si quieren que su país continúe en la Unión Europea o que salga de ella (Brexit). El primer ministro, David Cameron, que ha hecho campaña contra el Brexit, asegura que sería la “autodestrucción”, mientras que el Banco de Inglaterra ha pronosticado una pérdida de hasta un millón de empleos en términos netos y un debilitamiento de la libra que aumentaría la inflación.
El primer ministro, David Cameron, que ha hecho campaña contra el Brexit, asegura que sería la “autodestrucción”
Precisamente este martes se ha hecho pública una carta abierta de 50 de las compañías industriales y tecnológicas más grandes de Reino Unido en la que advierten del peligro del Brexit. En las bolsas, es difícil que “se estabilicen mientras no se sepa el desenlace del Brexit”, advierten los analistas de Bankinter.
5. DEBILIDAD EN LA ZONA EURO
La recuperación de la zona euro no es todo lo fuerte que le gustaría a las autoridades europeas. Además, la inflación se ha situado en mayo en el -0,1%, con lo que acumula dos meses en negativo pese a los esfuerzos del Banco Central Europeo (BCE) para incentivarla con sus políticas monetarias expansivas.
Los datos de paro, eso sí, arrojan algo de optimismo. El desempleo se ha reducido en la zona euro hasta mínimos de agosto de 2011, al situarse en el 10,2% en abril, según datos de la oficina de estadística europea (Eurostat). En Alemania, además, el paro cae hasta el 6,1%, su nivel histórico más bajo desde la reunificación.
Lea además:
¿Recesión en Estados Unidos? El S&P 500 coquetea con los máximos históricos y se aleja de la zona de peligro
Los 10 datos económicos por los que el mercado no espera una subida de tipos de la Fed en junio
El sectorial de los bancos europeos cotiza en plena zona de resistencia
¿Dónde invierten los hombres más ricos del mundo?
El Ibex cierra completamente plano el mes de mayo en 9.034 puntos