En los mercados bursátiles, el mes de diciembre es conocido por el rally de fin de año, también denominado rally de Santa Claus o Navidad. Esta notoriedad no se debe a la espectacularidad de las alzas pues es el sexto mes del año por ganancias y la única vez que se registró una variación superior a más de 10 puntos porcentuales fue del lado negativo (en el año 1931 el S&P 500 bajó cerca de 17 puntos porcentuales). 


Se debe a su fiabilidad y tranquilidad
; 3 de cada 4 diciembres el mercado termina subiendo y en un entorno de volatilidad muy reducido.

 

Cuadro de estacionalidades mensuales del S&P 500 con datos de Robert J. Shiller

 

 

La razón es que parte de los flujos obtenidos por las pagas extra y debido a motivos fiscales se orientan de forma indirecta o directa a la compra de acciones, una circunstancia que se convierte en un buen apoyo para lo que queda de año. Sin embargo, en esta ocasión, parece que el rally se ha adelantado y que apurar hasta el final tiene sus riesgos. Consideramos que el impulso al alza desarrollado desde los mínimos de OCT14 presenta un elevado grado de madurez y que un respiro en las subidas es el escenario con mayor probabilidad (ver Los últimos análisis técnicos de índices bursátiles EEUU y UME. Toca digerir la sobrecompra” yToca digerir los excesos”).
 

 

S&P 500 en gráfico diario con oscilador MACD y volumen de contratación

Fuente: VisualChart y elaboración propia

Las razones para un descanso o estabilidad a corto plazo son puramente técnicas. Los osciladores de precios activan señales de venta en unos niveles de extrema sobrecompra en diferentes marcos temporales. Dentro de un entorno de debilidad que queda recogida en la reciente reducción en el volumen de contratación y en los indicadores de amplitud (pese a que el S&P 500 se encuentra a un paso de máximos históricos, la mayoría de acciones que lo componen cotizan por debajo de su media de 200 sesiones).

En este entorno, mantenemos una exposición del 60% a mercado en la Cartera de acciones Ibex 35; equiponderada entre BBVA, Santander y Telefónica. En la Cartera de acciones USA la exposición a mercado es del 40% con el mismo peso en Gilead Science y QualComm. En ambas carteras, la liquidez que nos concede margen de maniobra para incrementar exposición de forma gradual si la actual corrección se acentúa. De hecho en el punto de mira tenemos a Inditex dentro del Ibex 35 que se ve beneficiada por la depreciación del EUR y a Dow Chemical en el caso de USA que presenta una buena combinación de momento en resultados empresariales y filtros técnicos.