La entidad que preside Isidre Fainé  incluye en sus beneficios el coste asociado a la integración de Barclays. El resultado antes de impuestos alcanza los 376 millones, que supone un incremento del 78,7% comparado con el primer  trimestre de 2015.


El margen de intereses cede en torno a un 10% y se sitúa en 1.020 millones de euros por la bajada de los tipos de interés, la eliminación de las cláusulas suelo y la disminución de los ingresos de renta fija. Según cuenta la entidad en la nota de prensa enviada a la CNMV, el resultado obtenido se apoya en el elevado nivel de ingresos del negocio bancario (1.922 millones de margen bruto, -1,6%), en la contención y racionalización de los gastos de explotación (-3,1% sin considerar los costes asociados a la integración de Barclays Bank, SAU de 239 millones en el primer trimestre de 2015) y en las menores dotaciones para insolvencias (-325 millones, -59,2%).

Además, continúa la buena evolución de los indicadores de la calidad del activo, con un nuevo descenso de la ratio de morosidad en el trimestre, hasta situarse en el 7,6%. El epígrafe de ganancias/pérdidas en baja de activos y otros recoge, entre otros, los resultados generados por la venta de activos y otros saneamientos.

A 31 de marzo de 2016, el resultado del negocio bancario y asegurador asciende a 544 millones de euros, con una rentabilidad del 10,9% (ROTE últimos doce meses). Por su parte, el negocio inmobiliario ha generado en el primer trimestre un resultado negativo de 144 millones (frente a los 557 millones de pérdidas en el mismo periodo de 2015), tras las menores pérdidas por deterioro de activos y otros.

CaixaBank mantiene un elevado Core Capital (Common Equity Tier 1) fully loaded del 11,6%, aplicando los criterios previstos para el final del período transitorio. El CET1 aumenta hasta el 11,8% proforma una vez ejecutada la operación de permuta con CriteriaCaixa para la venta de las participaciones de CaixaBank en The Bank of East Asia (BEA) y Grupo Financiero Inbursa (GFI).


Según los criterios de aplicación progresiva vigentes este año, CaixaBank alcanza una ratio CET1 regulatorio del 12,8%, mientras que la ratio de capital total alcanza el 15,9%, la mayor entre las principales entidades del sector financiero español. La liquidez bancaria se sitúa en 49.555 millones (14,5% del activo del Grupo), impactada por la evolución del gap comercial, los vencimientos no renovados de emisiones institucionales y el vencimiento y gestión de colaterales de póliza.

Evolución del crédito

El foco comercial de la entidad sigue centrado en la captación y vinculación de clientes, como demuestran las 335.000 nóminas captadas en 2016 (9% más que en el primer trimestre de 2015), lo que ha permitido alcanzar una cuota en nóminas del 25% (+68 puntos básicos), con un total de más de 3.300.000 nóminas domiciliadas.



Los créditos sobre clientes brutos ascienden a 206.158 millones y se mantienen estables en el primer trimestre (-0,1%). La cartera sana crece un 0,2% y continua la tendencia positiva iniciada en los últimos trimestres, muestra de la evolución favorable de la nueva concesión de crédito: el hipotecario crece un 45% y el de consumo un 44%. La cuota de créditos se sitúa en el 16,4%. Los recursos totales de clientes se sitúan en los 295.716 millones y también permanecen estables en el trimestre (-0,3%). Aislando el impacto de la valoración de mercado en los productos de fuera de balance, los recursos crecen un 0,2%. La cuota de depósitos se sitúa en el 15,3%.

Resultados por unidades de negocio
 
CaixaBank cuenta con un modelo que combina la propiedad de los negocios de generación de productos (seguros, gestión de fondos, tarjetas, entre otros) con una excelente plataforma de distribución que permite la proximidad con el cliente, unido a sus reconocidas capacidades tecnológicas. CaixaBank mantiene el liderazgo que alcanzó en 2015 en productos de inversión y previsión en patrimonio gestionado. En fondos de inversión, CaixaBank Asset Management tiene  una cuota del 17,4%, y mantiene la primera posición en patrimonio (49.389 millones si se incluyen carteras y Sicav’s) y número de partícipes (1,2 millones).

En planes de pensiones y seguros de ahorro, VidaCaixa mantiene el liderazgo en patrimonio gestionado con una cuota de mercado del 21,8% y 22,6%, respectivamente. Por otra parte, SegurCaixa Adeslas, participada por CaixaBank en un 49,9%, es la compañía de seguros no vida con mayor crecimiento, con una cuota de mercado del 26,1%.

En medios de pago, CaixaBank crece por encima del mercado tanto en facturación de tarjetas a través de CaixaCard (filial 100% propiedad de CaixaBank) como en TPVs, mediante Comercia Global Payments (participada al 49% por CaixaBank), con una cuota de mercado del 22,8% y del 26,1%, respectivamente. Además, con el lanzamiento de CaixaBank Consumer Finance, la entidad sigue impulsando la financiación al consumo, un negocio clave en el entorno actual. Durante el primer trimestre, la nueva producción de consumo ha aumentado en un 44%.