El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha reconodido hoy que España atraviesa un periodo de dificultades porque ha dejado de crecer lo que crecía en los últimos años, al tiempo que ha respaldado cada una de las previsiones que realiza el vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes. En una rueda de prensa tras la cumbre de la FAO que se celebra hoy en Roma, Zapatero ha ironizado sobre la posibilidad de convocar un seminario de economistas para decidir los términos en los que se encuentra la economía española y determinar si atraviesa una crisis o una desaceleración. En cualquier caso, ha defendido los activos y fortalezas de la economía para hacer frente a este periodo de ajuste, capacidades que, según el presidente del Gobierno, permitirán recuperar una senda de crecimiento alto cuando las circunstancias mejoren.