Whirlpool cerrará una fábrica en Evansville, Indiana, lo que resultará en la eliminación de 1.100 empleos en el 2010. Las operaciones de fabricación de refrigeradoras y congeladores serán trasladadas a una de sus instalaciones en México. La fabricante planea eliminar unos 5.000 empleos durante el 2009 en respuesta a la menor demanda. Eso representa cerca del 7% de la fuerza laboral de la compañía. Se espera que los envíos de Whirlpool disminuyan un 10% al 12% este año.