El consejero del Banco Central Europeo (BCE) y presidente del Bundesbank, Axel Weber, destacó hoy que los préstamos que el Fondo Monetario Internacional (FMI) concederá a Grecia para financiar deuda pública en su propia moneda, como recoge el mecanismo de ayuda aprobado para el país heleno, son, "como mínimo, una interpretación muy amplia" de las reglas de la institución.

En una entrevista al diario alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung (FAZ), Weber recalcó que es "problemático" que el FMI intervenga de forma activa fuera de la financiación de los actuales déficits comerciales en moneda extranjera. "Esto es algo general y se aplica no sólo al caso de Grecia. Tenemos que hablar sobre la remodelación del FMI y su mandato básico", añadió.