Antes del inicio de cotización se han conocido los datos de paro semanal, los cuales, parecieron animar los primeros minutos de cotización, si bien, los principales índices de Wall Street no tardaron en darse la vuelta ante la amenaza de Moody's de bajar el rating a los principales bancos del país.El Dow Jones cede un 0,39% hasta los 12.242 puntos, el Nasdaq un 0,01% y el S&P 500 un 0,30%. En el mercado de divisas el sube euro a 1,44 dólares y, en el de materias primas de 100,05 dólares.

Los inversores estadounidenses se animaban en los primeros compeses con la caída del paro semanal. Las peticiones de subsidio por desempleo se redujeron la semana pasada a 422.000, desde las 428.000 contabilizadas siete días antes y frente a las 424.000 peticiones previstas.

Además, también ponían la nota positiva los datos de productividad del primer trimestre, ya que la actividad aumentó un 1,8% desde el 1,6% anterior, mientras que el mercado esperaba una cifra del 1,7%.

En el mercado de materias primas el barril de petróleo West Texas abre con un descenso del 0,24% y con los 100 dólares en la cuerda floja. Esto parece afectar de forma dispar a la cotización de las petroleras. ConocoPhillips sube un 0,40%, mientras que Chevron cede un 0,12% y ExxonMobile un 0,02%.

El sector financiero suma una jornada más de pérdidas. Tras la caída superior al 4% experimentada ayer por Bank of America, hoy este valor cede un 1,11%, Citigroup un 1,21% y Wells Fargo un 1,60%. Sobre la mesa la amenaza de recorte de rating a estas entidades por parte de Moody's.

Costco sube un 0,19% tras anunciar un incremento del 13% en sus ventas comparables de mayo. Pero aún más beneficiado por su mejora de cuentas se ve Joy Global, que sube un 3,72% tras obtener un beneficio por acción de 1.52 dólares en el primer trimestre fiscal, frente a los 1,15 dólares del año anterior.

Pier 1 también vive un festival de subidas (1,22%) al adelantar que espera una mejora de beneficios significativa para el primer trimestre fiscal a 11-12 centavos, desde los 7 centavos del mismo período del año anterior.

Nuevamente los ataques informáticos ponen en la cuerda floja a los gigantes tecnológicos. Hoy le ha tocado el turno a Google, pues varios hackers habrían intentado hacerse con contraseñas de Gmail de funcionarios americanos y asiáticos. Sin embargo, los inversores están a otra cosa y el valor sube un ligero 0,04%.

Al mercado saltaban los rumores acerca de si el multimillonario Philip Falcone, propietario de compañía de telefonía móvil LightSquares, estaría considerando un acuerdo con el gigante AT&T mediante el que LightSquared pagará por la cesión de la red de cuarta generación que estaría instalando AT&T. Entre tanto, AT&T se deja un 0,45%.