La Bolsa de Nueva York estrenó marzo con un avance del 0,76 por ciento, empujada por la venta del negocio asiático de AIG, buenos datos macroeconómicos de Estados Unidos y la posibilidad de que la Unión Europea anuncie un plan de ayuda especial para Grecia. El Dow Jones de Industriales, el principal índice de Wall Street, avanzó hoy 78,53 puntos y terminó la sesión a 10.403,79; mientras que el selectivo S&P 500 subió 1,02%, al escalar 11,22 puntos y cerrar a 1.115,71.

Por su parte, el índice compuesto del mercado Nasdaq, que también tiene su sede en Nueva York, logró un impulso del 1,58%, ya que ascendió 35,31 puntos respecto al nivel del viernes y terminó en 2.273,57 unidades.

Tras acumular un avance del 2,56% en febrero en el Dow Jones, Wall Street veía cómo la primera sesión de marzo arrancaba en positivo y cómo se imponía el ánimo comprador después de que la aseguradora AIG confirmara el cierre de un acuerdo con Prudential para venderle su negocio asiático.

La operación, su mayor venta desde que las autoridades estadounidenses acudieran en su ayuda con un multimillonario rescate en 2008 para evitar su colapso, ayudará a AIG a completar su reestructuración y acelerar la devolución del dinero público entregado por Washington, que ahora posee un 80% de la compañía.

Prudential se hará así con el control de AIA, la filial asiática de AIG, por 35.500 millones de dólares, una noticia que hizo que las acciones de la aseguradora se apreciaran hoy 6,26% y terminaran a 25,78 dólares cada una.

También antes de que Wall Street comenzara la sesión, el Departamento de Comercio de Estados Unidos ya había anunciado que el gasto de los consumidores, que en este país equivale a más de dos tercios de la actividad económica, aumentó un 0,3% en enero y llegó al nivel más alto desde mayo de 2008.

Ya iniciada la sesión se supo también que la actividad manufacturera subió en febrero por séptimo mes consecutivo, aunque su ritmo de crecimiento se ralentizó respecto a enero.

A estas buenas noticias se sumó la de que el gasto en construcción dedicado al ámbito residencial aumentó el 1,1% en enero, pese a que en el conjunto del sector se redujo a una tasa anualizada del 0,6%.

Estas informaciones, entre otras, mantuvieron el ánimo comprador, que también se vio reforzado por la publicación de informaciones que apuntan a que la Unión Europea podría impulsar un plan especial de ayuda para que Grecia pueda afrontar sus problemas de deuda.

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, viajó a Atenas para tratar con las autoridades griegas la estrategia para sacar al país del endeudamiento en que se encuentra, con un déficit del 12,7% del PIB y una deuda acumulada que supone ya el 113%.

Con estas noticias, sólo cuatro de los treinta valores del Dow Jones cerraron con descensos: General Electric (-1%), JPMorgan (-0,33%), Wal-Mart (-0,31%) y American Express (-0,16%); mientras que un total de doce empresas acabaron son ascensos superiores al punto porcentual.

Entre ellas destacan las tecnológicas Intel (1,66%) y HP (1,48%), el conglomerado industrial United Technologies (1,44%), Caterpillar, el mayor fabricante mundial de maquinaria pesada (1,40%), el fabricante aeronáutico Boeing (1,33%), la firma informática Microsoft (1,22%) y la farmacéutica Pfizer (1,14%).

Fuera del Dow Jones, las acciones de la compañía editora del New York Times cerraron con una subida del 7,4%, hasta los 11,75 dólares por acción, impulsadas por los rumores de que el multimillonario mexicano Carlos Slim