El dato de bienes duraderos no consigue animar al mercado neoyorquino que mantiene, en la sesión de este viernes, las pérdidas de ayer por el temor de los inversores a la crisis crediticia. En los primeros movimientos del mercado, el Dow Jones de Industriales se deja un 0,08% hasta los 13.225 puntos, el tecnológico Nasdaq cede un 0,18% hasta los 2.537 puntos mientras que el S&P 500 retrocede un 0,04% hasta los 1.461 puntos. Números rojos en una sesión en la que Whole Foods Market será uno de las protagonistas del parqué tras conocerse que podrá seguir procediendo con la oferta por su rival Wild Oats Markets.
La renta variable americana amanece en negativo y eso que, antes de la apertura, se conoció que los pedidos de bienes duraderos a las fábricas de Estados Unidos aumentaron un 5,9% en julio, impulsados principalmente por una demanda mayor de aviones, vehículos, ordenadores y maquinaria. A las cuatro de la tarde –hora española- se conocerá el dato de viviendas aunque los expertos creen que éste no supondrá ningún alivio para el mercado, teniendo en cuenta que la ralentización inmobiliaria de Estados Unidos es lo que está detrás de la crisis de las hipotecas de riesgo. José Ramón Sánchez Galán, Analista Financiero comenta, “en el mercado americano persiste la volatilidad asociada a la incertidumbre debido a cómo afectará la crisis crediticia en el sector consumo y cómo actuará la Fed el próximo 18 de septiembre”. Según este experto, “la decisión de la Reserva Federal dependerá de los datos macroeconómicos que se conozcan hasta la fecha. Si estos muestran ralentización económica posiblemente la Fed se decante por bajar los tipos, si por el contrario muestran que la economía no se ralentiza, seguirá con su política de inyectar liquidez pero mantendrá los tipos invariados”. En el plano empresarial, destaca la apertura alcista de Home Depot, a pesar de publicarse hoy que la venta del negocio de distribución mayorista de esta compañía podría quedar en nada, según dio a entender la propia empresa, a menos que rebaje el precio, algo que ya ha sucedido debido a la situación del mercado. Por su parte, Whole Foods Market sube un 3,53% hasta los 44,87 dólares tras conocerse que podrá seguir procediendo con su oferta por la rival Wild Oats Markets después de que una corte de apelación estadounidense haya rechazado el intento de bloquear la operación del regulador. Mientras, Gap se revaloriza un 3,8% tras anunciar ayer que su beneficio se incrementó en el segundo trimestre del año hasta 152 millones de dólares, o 19 centavos de dólar por acción, desde los 128 millones de dólares, o 15 centavos de dólar por acción, del mismo período del año anterior. Además la compañía ha mejorado su previsión de beneficio para el año y ha anunciado un plan de recompra de acciones por valor de 1.500 millones de dólares.