Las alzas hoy en Europa no contagian al parqué estadounidense. Las subidas de ayer en los principales índices americanos no convencieron y los inversores recogen hoy beneficios. La volatilidad es latente y la sobreventa anima a rebotes puntuales que no terminan por confirmar ninguna tendencia alcista en USA. Así pues, el Dow Jones cede un 0,11% hasta los 10,247 puntos, el Nasdaq un 0,15% y el S&P 500 un 0,11%. En el mercado de divisas el euro gana posiciones frente al billete verde y se coloca en los 1,24 dólares. El barril de petróleo, por su parte, asciende a 73,73 dólares.
 
Europa sigue montada en una ola verde pero los inversores estadounidenses no acaban de creerse que la mejora de la renta variable por lo que hoy se apresuran a hacer caja. Los ahorros de la semana le granjearán un buen fin de semana a más de un inversor que ayer aprovechara las importantes alzas del parqué americano, pero hoy los índices lloran la marcha de tales accionistas.

La razón de tal abandono estaría en la volatilidad, pues los datos macro conocidos hoy dentro de las fronteras estadounidenses no deberían haber dejado tan mal sabor de boca. Por ejemplo, el ISM empresarial de la región de Nueva York alcanzó un alza récord en mayo a 89,9 en mayo, frente a los 62,2 de abril.

Por otro lado, los ingresos personales de los estadounidenses de abril, si bien los gastos permanecieron sin cambios. Los ingresos aumentaron un 0,4% cuando el Gobierno preveía un ascenso del 0,3%, mientras que los gastos se mantuvieron en el 0,6%.

Asociación Federal Nacional Hipotecaria, conocida como Fannie Mae, informó que los de que los incumplimientos serios en hipotecas unifamiliares en su portafolio disminuyeron en marzo frente a febrero, el primer descensos desde hace años. Tras esta buena noticia, Fannie Mae hoy avanza un 0,26%.

Conociendo esto, es inevitable girar la mira al sector financiero, donde esta sesión vemos a los grandes bancos llorar pérdidas. Bank of America cede un 0,62%, Morgan Stanley un 1,16%, Citigroup un 0,25%, Wells Fargo un 0,14%.