La bolsa estadounidense se anima poco a poco, contagiada por las subidas europeas y un panorama mejor al otro lado del Atlántico. Si ayer el Dow Jones se quedaba al borde del precipicio de los 11.000 puntos, hoy suma un 0,63% hasta los 11,077 puntos, el Nasdaq sube un 1,22% y el S&P 500 un 0,87%. En el mercado de divisas el dólar se sobrepone algo y el euro se cambia a 1,36 dólares y, en el mercado de materias primas, el barril de petróleo cotiza a 81,55 dólares.

Al tan esperado rescate de Irlanda le faltan unos detalles. Ya hasta el propio gobierno irlandés acepta tener que hacer uso del fondo de ayuda europeo para salvar la salud de su sistema financiero intervenido. Esto inyecta confianza en el mercado a uno y otro lado del Atlántico. Si bien, el sistema financiero americano también recibía un revés desde su propia tierra al conocerse que la Fed someterá a tests de stress a los bancos de EEUU y que, si no les pasan, no podrán incrementar dividendos. Hasta 19 entidades, cotizadas o no, tendrán que pasar la prueba antes del 7 de enero aunque, tras las caídas de ayer, los principales bancos recuperan el aliento. Bank of America sube un 0,73%, Citigroup un 1,67%, Goldman Sachs 1,76%, Morgan Stanley 2,47% y Wells Fargo 1,40%.

A pesar de la incertidumbre del mercado, General Motors entra por la puerta grande en su regreso al parqué. Además, el Tesoro de EEUU recaudará al menos 11.800 millones de dólares por la OPV de GM “con ello, “los contribuyentes están recuperando el dinero que se invirtió en no dejar caer General Motors, como está también sucediendo con las ventas de participaciones del Estado en Citigroup”, dice Sara Pérez Frutos, directora general de Dracon Partners EAFI. Por su parte, la compañía ya ha ganado 20.100 millones con esta colocación que tanta expectación y buena aceptación ha tenido. GM se dispara poco después del pistoletazo de salida un 8,89%.

En el apartado macroeconómico…
Las peticiones semanales de subsidio por desempleo disminuyeron más de lo esperado. En total 439.000 estadounidenses solicitaron el paro la semana pasada, frente a las 441.000 que se preveían.

Desde China llegan buenas noticias para las compañías extranjeras que estén presentes en el país asiático pues el viceprimer ministro chino, Wang Qishan, ha declarado que se mejorarán las condiciones de inversión de dichas empresas. de momento, uno de los gigantes empresariales americanos que más problemas han tenido en territorio chino, Google, sube un 1,85% en el NYSE favorecido por el anuncio.