Wall Street podría abrir con indecisión en un clima de creciente preocupación sobre el futuro de la economía tras el flojo dato de empleo del viernes, a lo que se suma la noticia de que Countrywide, empresa líder de préstamos hipotecarios en Estados Unidos, recortará 12.000 empleos. El viernes la bolsa cayó afectada por la primera contracción del mercado laboral estadounidense en cuatro años, lo que inquietó a los inversores sobre la salud de la economía. El índice Dow Jones bajó 1,87% y el Nasdaq un 1,86%. Según IG Index, el DJIA podría abrir con una subida de 34 puntos hasta 13.147. Por otro lado, los futuros del S&P 500 perdían 1,60 puntos hasta 1.458,20, mientras que los del Nasdaq 100 subían 2,25 puntos hasta 1.972,75.
“Será un día tranquilo en los mercados estadounidenses, sólo se prevé la publicación del crédito al consumo”, según CMC Markets. Esta semana el interés de los mercados de divisas estará en los datos macro de EEUU y en los comentarios de miembros de la Reserva Federal que podrían dar pistas sobre la decisión sobre tipos que tomará la Fed el 18 de septiembre. En principio, se espera que el banco central estadounidense baje los tipos en 25 puntos básicos, aunque algunos ya especulan con un descenso de 50 puntos. Hoy la atención estará en los discursos de la Reserva Federal: Dennis Lockhart, gobernador de la Reserva Federal de Atlanta hablará sobre las perspectivas de la economía en EEUU a las 13.30 (hora de Nueva York), mientras que la presidenta de la Fed de San Francisco, Janet Yellen, y el presidente de la de Dallas, Richard Fisher, pronunciarán discursos a las 16.00 y 18.00, respectivamente. En el capítulo empresarial, Countrywide Financial concitará la atención tras anunciar el viernes que recortará 12.000 empleos en un intento de lidiar con las difíciles condiciones de la industria. La compañía dijo que los recortes, un 20% de la plantilla, son necesarios, ya que espera que en 2008 las hipotecas se reduzcan un 25% con respecto a este año.