La Bolsa de Nueva York cerró en rojo este martes, por la reacción de los inversores ante la prudencia de los grandes grupos sobre las perspectivas para el resto del año y el nerviosismo que causa la nueva disparada del crudo. El Dow Jones Industrial Average (DJIA) descendió 104,79 puntos, un 0,82%, a 12.720,23 unidades y el índice de alto componente tecnológico Nasdaq bajó 31,10 puntos, un 1,29%, a 2.376,94 unidades, según cifras definitivas de cierre. El índice ampliado Standard and Poor's 500 bajó también, 0,88%, o 12,23 puntos, a 1.375,94 unidades.
'Las advertencias sobre resultados continúan marcando la tendencia, aunque las empresas publicaron beneficios de acuerdo a las previsiones', subrayó Frederic Dickson, analista de DA Davidson & CO. El productor de componentes electrónicos Texas Instruments (-5,79% a 28,82 dólares) respondió a las previsiones del mercado, pero su performance trimestral fue totalmente eclipsada por la prudencia sobre las perspectivas para el segundo trimestre. El grupo químico Dupont (-4,00% a 50,16 dólares) también presionó al mercado a la baja, pese a un aumento de 26% de su beneficio y de la confirmación de objetivos para 2008, porque subrayó la perspectiva de una desaceleración de la demanda en el mercado estadounidense para el resto del año. En ese contexto, el mercado marginó resultados superiores a las previsiones de McDonald's (-0,55% a 58,35 dólares) o de Lockheed Martin (-2,61% a 103,79 dólares), así como los conformes a las previsiones del gigante de las telecomunicaciones AT&T (+0,16% a 25,12 dólares). Por otra parte, 'el petróleo se disparó nuevamente (con un récord en Nueva York de 119,90 dólares, ndlr) y el dólar está débil (cayó a un nuevo piso histórico de 1,6019 por euro, ndlr) y eso pone a los inversores un poco nerviosos', subrayó Todd Leone, analista de Cowen & Co. En efecto, el riesgo de un brote inflacionario 'es percibido como una amenaza real para una recuperación económica significativa este año', recordó Dickson. En el mercado obligatorio, el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años aumentó a 3,720%, contra 3,712% el lunes, y el de los títulos a 30 años bajó a 4,475%, contra 4,476%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios.