La Bolsa de Nueva York cerró el lunes sin grandes cambios, después de una sesión marcada por algunas tomas de beneficios. El índice Dow Jones perdió 0,19%, para cerrar a 13.612 y el índice compuesto Nasdaq, 0,11 puntos, hasta las 2.626 unidades.
El índice ampliado Standard and Poor's 500, por su parte, perdió 0,12% para cerrar a 1.531 puntos. Wall Street había avanzado sensiblemente en jornadas antriores, ayudada por indicadores de inflación más moderados que lo previsto. Estas cifras habían hecho bajar nuevamente las tasas de los bonos del Tesoro a largo plazo y tranquilizado a los inversores sobre las perspectivas de inflación. El lunes no se publicó ningún indicador económico y las noticias de las empresas fueron escasas. Un estudio de la Asociación de Constructores de Viviendas (NAHB) y del banco Wells Fargo, dado a conocer el lunes, subrayó no obstante que la confianza de los constructores estadounidenses de viviendas cayó en junio a su nivel más bajo en dieciséis años. El índice cayó a 28 puntos en junio contra 30 en mayo, su nivel más bajo desde febrero de 1991. En el mercado de títulos el rendimiento de los bonos del Tesoro a diez años cayó a 5,142% contra 5,171% el viernes, y el de los de 30 años de plazo, a 5,252%, contra 5,263%.