Las acciones estadounidenses bajaron el miércoles, cortando una racha de cuatro sesiones de alzas, porque una caída de los precios del petróleo golpeó a los títulos de energéticas, mientras que datos menos optimistas suscitaron preocupación por las perspectivas económicas.
El promedio industrial Dow Jones .DJI bajó 63,8 puntos, o un 0,73 por ciento, a 8.677,07 unidades. El índice Standard & Poor's 500 .SPX cayó 12,69 puntos, o un 1,34 por ciento, a 932,05 unidades.

El índice tecnológico Nasdaq Composite .IXIC perdió 10,88 puntos, o un 0,59 por ciento, a 1.825,92 unidades. 

El parqué neoyorquino se tiñó así de rojo empujado por el anuncio de que la actividad en el sector de los servicios se contrajo en mayo por octavo mes consecutivo y de que el valor de los pedidos a las fábricas del país aumentó menos de lo previsto por los analistas.

El dato de que el sector privado estadounidense perdió 532.000 puestos de trabajo en mayo tampoco fue recibido con entusiasmo por los inversores, que lo vieron como un anticipo de las cifras oficiales que se difundirán el viernes y que incluirán también el empleo de las entidades públicas.

A todo ello cabe sumar las palabras del presidente de la Reserva Federal (Fed), Ben Bernanke, quien insistió hoy en la necesidad de recortar el déficit público para que éste no amenace la estabilidad del sistema financiero y advirtió de que la recuperación económica será lenta.