La bolsa norteamericana abrió la sesión en negativo lastrada, principalmente, por dos factores. El crudo que no da un respiro a los inversores “ni para atrás” –el barril de crudo West Texas, se mantiene por encima de los 142 dólares- y, las malas previsiones que planean sobre los beneficios del segundo trimestre del sector financiero. Un informe de Morgan Stanley asegura que el precio de las acciones de Lehman (+3,79%) ya refleja los posibles problemas de la firma y, los analistas de Ladenburg Thalmann han rebajado su previsión de beneficio por acción de 2008 y 2009 sobre Morgan Stanley (+1,11%). En el plano macro, se ha publicado el índice de actividad del sector manufacturero que ha subido hasta los 50,2 puntos en junio -cuando se esperaba un descenso hasta los 48,5 puntos- y, el gasto en construcción que ha bajado menos de lo previsto en mayo -un 0,4%, frente a una caída del 0,6% calculada por los analistas-. Con todo esto y, en los primeros movimientos, el Dow Jones cede un 0,99% hasta 11.237,49 puntos, el Nasdaq cae un 0,87% hasta 2.273,14 puntos y, el S&P pierde un 0,90% hasta 1.268,50 puntos.
Wall Street abrió la sesión en negativo lastrado a la baja, principalmente por el precio del crudo y por las malas previsiones que algunos analistas han lanzado sobre los beneficios del sector financiero. En el plano macroeconómico, se ha publicado el índice de actividad del sector manufacturero en Estados Unidos, calculado por la asociación nacional de directores de compras del sector (ISM), que ha subido hasta los 50,2 puntos en junio. Los analistas esperaban un descenso hasta los 48,5 puntos, frente al 49,6 registrado el mes anterior. Y también, se ha conocido el índice de ventas de cadenas minoristas que ascendió un 0,1% durante la semana al 28 de junio, frente a la semana previa –en la que el índice disminuyó un 0,6%-. Por otra parte, el gasto en construcción en EE UU bajó menos de lo previsto en mayo. Este dato descendió un 0,4%, frente a una caída del 0,6% calculada por los analistas. El petróleo, mientras tanto, continúa en máximos –por encima de los 142 dólares el barril West Texas, por la situación en Oriente Próximo y la debilidad del dólar - en una jornada en la que la Agencia Internacional de la Energía ha señalado, en su informe de perspectivas, que el mundo se verá cada vez más presionado en los próximos cinco años para producir suficiente petróleo que satisfaga la demanda creciente de crudo. La agencia estima que el suministro se ajustará más de lo que se esperaba debido a un crecimiento débil, pese a que los elevados precios y la ralentización económica podrían recortar la demanda. Dentro del sector, Exxon Mobil pierde un 0,43% -su consejero delegado, por cierto, ha criticado al gobierno de Kazajstán por interferir en el desarrollo del importante proyecto petrolífero Kashagan, que se está viendo retrasado-, Chevron cae un 0,23% y, Conoco Philips pierde un 0,56%. El mercado teme que el mayor precio de la energía afecte al gasto de los consumidores, que supone más de dos terceras partes de la economía de EEUU. Malas previsiones en el sector financiero. El consenso de los expertos consultados por Thomsom asegura que las cifras del segundo trimestre de la banca estadounidense caerán un 59%. Por su parte, los analistas de UBS han recortado entre un 25 y un 30% las estimaciones del sector financiero estadounidense. Las acciones de Lehman - que ayer tocaron mínimos de mayo de 2000 debido a rumores de su posible venta a un valor por debajo de precios actuales- repuntan un 3,79%, después de que un informe de Morgan Stanley asegurara que el precio de sus acciones ya refleja los posibles problemas de la firma de corretaje. Ayer al cierre, dos de sus analistas, iniciaron la cobertura de Lehman con una recomendación para la acción de "alta ponderación" y un precio indicativo de 31 dólares. Además, los analistas de Ladenburg Thalmann han rebajado su previsión de beneficio por acción de 2008 y 2009 sobre Morgan Stanley ( +1,11%) en un 1,7%. Además, han recortado el precio objetivo sobre Merrill Lynch (+2,43%) en un 3,0% hasta los 30 dólares y han aumentado su previsión de pérdidas para 2008 hasta los 1,64 dólares por acción. Por extensión, nos fijamos en Citigroup que recupera un 1,13% y, Bank of America avanza un 0,50%. Por otra parte, la compañía de financiación comercial CIT Group –que se revaloriza un 17,33%- ha alcanzado dos acuerdos independientes para vender su división de préstamos para viviendas y su cartera de casas prefabricadas por 1.800 millones de dólares. Las transacciones forman parte de los esfuerzos de la firma de financiación comercial por recaudar efectivo mediante el desprendimiento de activos.