El mercado americano abre con ligeras subidas, a imitación de lo que está sucediendo en las plazas europeas. Los avances son más que discretos, pues la incertidumbre española contagia de pesimismo el mercado internacional ante la subida imparable de la prima de riesgo. El Dow Jones avanza un 0,06% hasta los 12.418 puntos, el Nasdaq un 0,45% y el S&P 500 un 0,23%. En el mercado de divisas, el euro baja a 1,24 dólares y, en el de materias primas, el barril de West Texas desciende a 82,42 dólares.


La volatilidad también se adueña de Wall Street. Los inversores del mercado americano dudan ante la incertidumbre en Europa desatada tras la solicitud de España de un rescate para la banca y a la espera de que Grecia repita sus elecciones generales este fin de semana. Pese a la euforia con la que el mercado recibía ayer este rescate, los ánimos dejaron paso a las caídas, pérdidas que incluso traspasaron el charco llevando a los índices americanos a cerrar con caídas en torno al punto porcentual. Y, es que, a medida que la situación en España se calienta, los rendimientos de los bonos suben de nuevo hasta le 6,48%. También la rentabilidad de los bonos italianos también asciende, manteniéndose por encima de la referencia del 6% - una señal de advertencia de que el país podría necesitar un rescate.
Mientras tanto, en Grecia, las elecciones de este domingo son vistas como un momento crucial que podría determinar si el país sigue siendo miembro de la unión monetaria o no, con las negativas consecuencias que tendría su marcha de la UE para todos los mercados.

Dentro de las fronteras estadounidenses, se han publicado los precios de importaciones y exportaciones del mes de mayo, los cuales, registraron su mayor caída en dos años. En concreto, los precios de las importaciones bajaron un 1%, mientras que los de las exportaciones descendieron un 0,4%.

Además, el Departamento del Tesoro dará a conocer su informe sobre el presupuesto mensual. Los inversores buscan una repetición del mes pasado, cuando el Tesoro reveló un superávit de 59 billones de dólares, el primer superávit presupuestario mensual desde septiembre de 2008 .

En el apartado empresarial, Apple cedió ayer un 1,6% tras su conferencia de desarrolladores. Parece que, ni el anuncio de la nueva MacBook Air y otros productos es suficiente para tirar del valor. Hoy la compañía de la manzanita recupera un 0,39%. Además, Apple ofrecerá un nuevo servicio de mapas a sus usuarios, y para ello utilizará los mapas digitales de TomTom. La empresa holandesa se dispara un 12,65% en Europa, tras acumular un desplome superior del 90% en los cinco últimos años. En cambio, Garmin, el mayor fabricante de dispositivos GPS del mundo, vio caer a sus acciones más de un 8% ante la competencia que Apple podría hacerle. Este martes sigue desangrándose y pierde un 1,375.

Michael Kors tras dar a conocer que ha cerrado su cuarto trimestre fiscal con un beneficio por acción (BPA) de 0,21dólares, por encima de los 0,16 esperados por el consenso y de los 0,10 del mismo periodo del año pasado. La compañía ha ganado así 43,6 millones, frente a los 13,6 millones previos. Las acciones de la cadena textil se disparan un 8,80%.

Las acciones de Texas Instruments suben un 2,31% a pesar de rebajar sus estimaciones de ganancias e ingresos para el segundo trimestre, aunque mantuvo intactos sus puntos medios de los rangos de su meta ya que continuó la demanda por sus chips, pese a las incertidumbres económicas mundiales.

Monedas y materias primas: El dólar perdió terreno contra el euro y la libra esterlina, pero subió ligeramente frente al yen japonés.
El petróleo para entrega en julio recupera 14 centavos de dólar, hasta los 82.84 dólares.
Los futuros del oro para entrega en agosto cayeron 8.30 dólares, a 1.605 la onza.
Bonos : El precio de los bonos del Tesoro a 10 años de los EE.UU. descendió ligeramente, subiendo el rendimiento hasta el 1,63%, desde el 1,60% del lunes.