Las amenazas vertidas el fin de semana por el líder espiritual iraní, el Ayatolá Alí Jamenei, impulsaban hoy el precio del crudo, lo que a su vez ha provocado que Wall Street abriera la semana a la baja.
Tras la apertura, el DJIA caía 27,93 puntos hasta 11.219,94, el Nasdaq Composite se dejaba 6,45 puntos hasta 2.212,96 y el S&P 500 perdía 2,21 puntos hasta 1.286,01. Los precios del petróleo subían hoy hasta máximos de tres semanas después de que el líder religioso supremo iraní dijera que las exportaciones de crudo se interrumpirán si se sanciona al país por negarse a suspender su programa nuclear.