La bolsa estadounidense abrió el lunes al alza por la debilidad del dólar, que impulsaba los precios del petróleo y otras materias primas, y también por el impulso que da a las ganancias de empresas exportadoras. El promedio internacional Dow Jones ganaba un 0,32 por ciento, a 9.896,15 unidades, el índice Standard & Poor's 500 subía 0,33 por ciento, a 1.075,06 unidades y el índice Nasdaq Composite  trepaba 9,17 puntos, o un 0,43 por ciento, a 2.148,45.
La principal bolsa del mundo mantiene el tono alcista que la semana pasada la llevó a cotizar en máximos anuales. Mercados e inversores descuentan que la recién estrenada temporada de resultados será muy buena, lo que permitió al Dow Jones revalorizarse la semana pasada un 4%. En el caso del S&P 500 y del Nasdaq las subidas semanales fueron del 4,5%.

En los próximos días varios pesos pesados de Wall Street darán a conocer sus cuentas correspondientes al tercer trimestre, algo que el mercado quiere aprovechar para seguir sumando posiciones. Intel (+1,54%), Google (+1,5%), Citigroup (+2,15%), Bank of America (+0,11%), JPMorgan (-0,55%) y General Electric (+1%) serán algunas de las compañías que publicarán esta semana sus cuentas. Los inversores tienen muchas expectativas depositadas en los números de estas empresas y son, precisamente, esas esperanzas las que hoy alimentan las subidas en el parqué. La jornada de hoy se espera con pocos movimientos ya que EEUU celebra el 'Día de Colón' y en Wall Street se respira un ambiente semifestivo.

Aprovechando la debilidad del dólar, los inversores siguen comprando en el mercado de materias primas. En el precio del petróleo, el barril de West Texas supera ya a 73,52 dólares. El dólar cede un 0,44% frente a la moneda única europea, con lo que el euro se paga a 1,479 dólares.

En materia empresarial hoy es noticia Black & Decker, que ha elevado sus previsiones de beneficio, lo que impulsa sus acciones un 8%. En positivo se mueven también los títulos de Google, a quien Goldman Sachs ha elevado su precio objetivo desde los 560 hasta los 585 dólares por acción y ha reiterado su recomendación de 'comprar' ante la mejora esperada en sus ingresos publicitarios. Sus acciones avanzan cerca del 1,5%. Philips Electronics se dispara cerca de un 10% después de anunciar unos resultados trimestrales mejores de lo previsto por el mercado.