La bolsa estadounidense abrió a la baja el jueves y el mercado no se pudo recuperar del descenso del miércoles debido a la inquietud de la economía tras conocerse un incremento mayor de lo esperado de las solicitudes de subsidio de desempleo y un fuerte alza de los precios de importación.
Además las ventas de los grupos de importación de EEUU generaron preocupación entre los inversores sobre el nivel de consumo en abril. Tras la apertura el DJIA caía 23,00 puntos, un 0,19%, hasta 12.461,62 y el Nasdaq se dejaba un 0,41% hasta 2.449 puntos.