Fiscales federales están investigando a Wachovia como parte de un amplio escrutinio sobre supuesto lavado de ingresos proveniente de drogas por parte de empresas de transferencias de dinero mexicanas y colombianas, señalaron personas familiarizadas con el tema. Wachovia es uno de varios grandes bancos estadounidenses que han sido investigados por su relación con esas compañías. La institución está en discusiones con el Departamento de Justicia sobre reformas a su sistema de cumplimiento y enfrenta un posible acuerdo para postergar acusaciones que requerirían una extensa supervisión federal. Un funcionario del banco con sede en Charlotte, en el estado de Carolina del Norte, dijo que está cooperando con la investigación. Wachovia y otros bancos cortaron en diciembre y enero su relación con firmas mexicanas de cambio de divisas luego que varias autoridades iniciaran sus investigaciones. Algunos han alcanzado un acuerdo con el Gobierno para mejorar sus esfuerzos en la lucha contra el lavado de dinero, evitando así ser acusados.