Los presidentes de Vueling y Spanair, Josep Piqué y Ferrán Soriano, respectivamente, defendieron hoy que haya una gestión aeroportuaria autónoma con entrada de capital privado e instituciones locales, y consideraron positivo que los aeropuertos compitan entre ellos.

En el marco del Ciclo de Coloquios 2010 sobre infraestructuras '¿Y después de la T1?', organizado por la Generalitat catalana, Piqué destacó que Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) es un "magnífico gestor", pero compartió la idea de tender a un modelo más descentralizado en el que haya sociedades mercantiles para los grandes aeropuertos.