Vueling y los sindicatos cerraron hoy un acuerdo, previo a la fusión con Clickair, en el que se pactaron "más de cien recolocaciones y menos de cien bajas incentivadas", según explicó a Europa Press un portavoz de la compañía aérea. A día de hoy, la plantilla es de 1.100 personas, por lo que quedarán unos 900 trabajadores que se integrarán en la nueva aerolínea. De esta manera, Vueling da por cerrado su proceso de reorganización. El acuerdo, que se prevé hacer efectivo a mediados de julio, afecta a las áreas de servicios de tierra, mantenimiento y oficinas. El presidente de la Asociación de Técnicos de Mantenimiento (Asetma), Chema Delgado, explicó a Europa Press que el acuerdo implica que 37 técnicos de mantenimiento se incorporarán a Iberia (Clickair) en julio, mientras que entre 25 y 30 recibirán indemnizaciones. Según Delgado, de esta manera "se garantiza el máximo número de puestos de trabajo posibles".