Las acciones de la aerolínea de bajo coste termina la sesión del martes con una subida del 8,89 hasta alcanzar los 17,15 euros. La compañía se ha visto impulsada por la entrada de Joseph Piqué como nuevo presidente tras la dimisión presentada por Bárbara Cassani. De este modo, el consejo de accionistas de la aerolínea puso fin al enfrentamiento que desde hacía semanas mantenían el equipo gestor de la compañía formado por Carlos Muñoz y Lázaro Ros – que también han dimitido- con el primer accionista de la sociedad, Hemisferio una sociedad controlada por José Manuel Lara.
Vueling Airlines ha nombrado a Josep Piqué, el que fuera presidente del PP en Cataluña, como nuevo presidente después de la dimisión presentada por Bárbara Cassani. Noticia que hecho que la aerolínea liderara los avances del mercado continuo al sumar un 8,89%. De esto modo se zanjaba la disputa que mantenía desde hace meses con el consejero delegado, Carlos Muñoz, y el director general, Lázaro Ros, -ambos cofundadores en 2003 de la aerolínea-. Los dos han renunciado a sus funciones ejecutivas, aunque continúan como miembros del consejo de administración. Además entrarán en el consejo de administración José Creuheras, José Manuel Lara y Jordi Faié, todos ellos en representación de Inversiones Hemisferio SL, con un 26,8% de la aerolínea. En lo que va de año, Vueling acumula un descenso del 47,55%. Según Javier Galán, gestor de Renta Variable de Renta 4, “lo que necesita Vueling es transparencia y claridad, es decir, tener un modelo de negocio definido”. El experto recomienda prudencia “porque es uno de lo valores más volátiles del mercado”. Aunque no descarta entrar en la aerolínea, “cuando demuestre que su negocio es viable” y añade que “en general es una empresa que no ha conseguido llegar al inversor y que para que tenga una subida sostenida necesita demostrar que es viable en el tiempo”.