El fabricante automovilístico alemán Volkswagen mejoró su beneficio neto hasta 1.959 millones de euros (2.684 millones de dólares) durante el primer semestre del año, lo que supone un 65,2% más que en el mismo periodo de 2006. Este aumento de la ganancia por tercer trimestre consecutivo se debió a la reducción de costes tras el recorte de empleos en Alemania y a la introducción de nuevos modelos como el TT "Roadster" y "Coupé" de la marca Audi, y el Fabia de Skoda. La facturación del mayor productor automovilístico de Europa mejoró entre enero y junio el 5,7%, hasta 54.852 millones de euros (75.147 millones de dólares), frente al monto logrado en los seis primeros meses del pasado año.