El grupo alemán Volkswagen, primer fabricante de automóviles de Europa, invertirá mil millones de reales (unos 390 millones de euros al cambio actual) en Brasil hasta el año 2012, destinados ala construcción de un nuevo centro logístico y al aumento de la capacidad de producción de su planta de Resende. Así, la multinacional alemana tiene previsto elevar de 200 a 300 unidades diarias el ritmo de producción de esta factoría, dedicada a al producción de vehículos industriales, lo que permitirá la creación de 1.300 nuevos puestos de trabajo. El compromiso inversor de Volkswagen en su filial brasileña se enmarca en la estrategia de la compañía paran incrementar su producción, con el objetivo de fabricar 60.000 camiones y autobuses al año.