Los accionistas del grupo automovilístico alemán Volkswagen han autorizado la ampliación de la capital de la compañía por un importe de 10.000 millones de euros, lo que supondrá el primer paso para la integración entre el grupo de Wolfsburg y Porsche, que está previsto que se complete en 2011. La empresa afirmó que durante la Junta General Extraordinaria de la compañía, el 98,73% de los accionistas del consorcio votaron a favor de llevar a cabo esta ampliación de capital, que supondrá la emisión de 135 millones de títulos nuevos.