El consejero delegado de Vodafone España, Francisco Román, ha asegurado que las últimas medidas adoptadas por los reguladores en el sector de la telefonía móvil han supuesto un impacto en los ingresos de los operadores de 1.400 millones de euros. En su intervención en el XXI Encuentro de las Telecomunicaciones de la UIMP, Román ha reiterado la necesidad de que los diferentes reguladores se coordinen para que su actuación no incida sobre las inversiones de la telefonía móvil porque son fundamentales en el sector para irse adaptando a las nuevas tecnologías.