Vidrala redujo un 24% su beneficio del primer trimestre del año, hasta los 8,63 millones, según informó la compañía esta mañana a la Comisión Nacional de Valores (CNMV).

Las ventas de Vidrala durante los primeros tres meses del año aumentaron un 1% hasta 96,9 millones de euros. La empresa destaca que sus ventas continuarán afianzadas en el posicionamiento estratégico consolidado en los últimos años.

Entre las razones de este descenso de beneficios se encuentra la parada programada de su planta en Portugal debido a la renovación de uno de sus hornos de vidrio, lo que se espera que tenga un impacto dilutivo en sus márgenes operativos.

La compañía destaca que "la demanda de envases de vidrio en Europa Occidental se mantiene estable. Las condiciones de mercado, similares a las del año anterior, reflejan la coyuntura vigente en las tasas de consumo final de los productos de alimentación y bebidas a los que sirve.

Su resultado de explotación (ebit) acumula 12,1 millones de euros, es decir, representa un margen operativo sobre las ventas del 12,5%.