Los movimientos de mercado provocados por la especulación sobre la solvencia de España y Portugal son "totalmente irracionales", dijo el miércoles el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy. "La situación en estos países no tiene objetivamente nada que ver con la situación de Grecia, que es única por la combinación de tres factores que no encontramos en ningún otro sitio", dijo en un comunicado Van Rompuy.