El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ha informado de que su gobierno quiso adquirir participación accionarial de la subsidiaria española de electricidad Unión Fenosa, a cambio de una millonaria deuda que la firma tiene con el Estado nicaragüense, pero la empresa se opuso. Como solución 'nosotros planteamos, entre otras cosas, que el Estado nicaragüense -es decir el pueblo- tenga derecho a un tanto% de las acciones en Unión Fenosa, porque la compañía le debe al Estado nicaragüense más de 70 millones de dólares'.