La Conferencia de Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo, o UNCTAD, defendió el martes "la necesidad de un gobierno macroeconómico mundial", dado que el "caos actual de las divisas se ha convertido en una amenaza para el comercio internacional".  En un comunicado, este organismo de Naciones Unidas estima que la coyuntura del mercado de divisas puede usarse como excusa para que los países con mayor flujo comercial restauren medidas proteccionistas.