La Unión Europea quiere que las principales economías del G20 consigan un "rápido progreso" en nuevas normas para los mercados financieros, señalaron el viernes los líderes de la región en un comunicado.

Se espera que los mandatarios reunidos en Bruselas terminen el texto el viernes. El principal foco de interés de su encuentro ha sido la crisis de la deuda Griega. El debate sobre cómo ayudar al país les ha apartado de otras discusiones políticas que se han venido planteando desde que comenzó la crisis financiera en 2008.