El segundo fabricante del mundo de tubos sin soldadura en acero inoxidable ha obtenido un beneficio neto consolidado de 42,18 millones de euros, lo que supone un aumento del 103,1% respecto a igual periodo de un año antes, según la información remitida por la firma a la Comisión Nacional del Mercado de Valores(CNMV). Además, las ventas consolidadas se situaron en los 524 millones de euros, un 38,4% más, mientras que su resultado operativo(EBIT) ascendió hasta los 67,42 millones de euros, un 92,4% más. El cash-flow neto generado ha sido de 54,52 millones de euros, lo que representa un incremento del 65,2% respecto al ejercicio anterior en que se situó en 33,01 millones de euros.