La evolución del crecimiento en la zona euro es favorable, según el presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet quien ha urgido a los políticos a que persigan las oportunidades de reformas económicas. Las principales reformas estructurales no son fáciles de llevar a cabo, pero hoy hay una oportunidad única en Europa y la zona euro para aprovechar de las favorables evoluciones del crecimiento", dijo en un discurso. Con respecto a los criterios de Maastricht, señaló que no han de cambiarse cada vez que se modifiquen las perspectivas de crecimiento potencial de Europa.
Trichet apuntó el 2 de agosto que era probable que se produjera una subida de tipos en septiembre con una revisión de la postura de los riesgos inflacionistas a "extrema vigilancia", una expresión a la que normalmente sigue una subida de los costes de crédito el mes siguiente. Sin embargo, desde entonces la agitación en los mercados financieros ha llevado al BCE a inyectar liquidez adicional a los mercados, y ha reducido las expectativas de los economistas de que se produzcan ulteriores subidas de tipos.