Renta variable, emergentes y valores grandes. Seguramente a estas alturas ya sepan cuáles son las previsiones para este próximo ejercicio pero ¿se han parado a pensar cuáles son aquellas compañías en cuya recomendación cuelga el cartel de ‘peligro’? Los expertos lo tienen claro: Banco Popular, Sos Corporación y el petróleo son los activos tóxicos de la cartera. Intel, en cuarentena.
Es la cartera ‘no recomendada’. Aquella de la que los expertos recomiendan alejarse, bien sea por su volatilidad, precios o el riesgo que puedan añadir a la cartera. Y aquí, todo lo que huela a España es mirado con desconfianza. El posible `rescate` de nuestra economía -después, eso sí del de Portugal- ha sembrado la inestabilidad sobre nuestro mercado. En el año, el selectivo español suma algo más del 2.4%. Sin embargo, Eduardo Bolinches, socio director de Bolsacash admite que “en el Ibex35 estamos sumergidos desde hace un año en la reanudación del mercado bajista que comenzó hace tres años”. Este experto reconoce que en 2009 tuvimos nuestra reacción alcista “que terminó en Reyes el año pasado y que en el mercado americano- entre otros- sigue vigente”. Sin embargo, Bolinches no aboga por ver al Dow Jones superar los 12.266 puntos. Con este dibujo, no sorprende que la recomendación más extendida sea la de huir de España.

Fuera de Banco Popular

Y si pensamos en el peso que tiene el sector financiero en el Ibex35, ¿por qué estar en aquellas entidades que están siendo juez y parte de las caídas del selectivo español? Bien se llame exposición al sector inmobiliario, tenedores de deuda o por la desconfianza que han generado en los últimos ejercicios, lo cierto es que los bancos son los más nombrados a la hora de recomendar la ‘no compra’ de valores. Pero ¿todos? Roberto Moro, de Apta Negocios dice no ver ningún motivo para estar invertidos en las entidades, ni grandes ni pequeñas. José María Manzanares, director de productos y mercados se centra en Banco Popular “pues es prácticamente la única entidad española que intenta replicar el modelo de negocio de BBVA y Banco Santander pero con una exposición 100% nacional”. Una entidad que se encuentra en tendencia bajista y en el que los expertos preferirían no estar “pues serán los bancos medianos y pequeños los que no puedan complir con los requisitos de Basilea III a largo plazo, y se deberán fusionar entre ellos en los próximos dos años”, reconoce Christian Tegllund Blaabjerg, jefe de Estrategia de Renta Variable de Saxo Bank. Y no sólo eso. Eduardo Vicho, jefe de análisis de M&M Capital EAFI reconoce que en conjunto los bancos españoles se enfrentan en 2011 a vencimientos de deuda por más de 41.000 millones de euros “y Banco Popular tendrá que hacer frente a 4.800 millones de euros sólo en los cuatro primeros meses del año”. Un hecho al que se une la elevada morosidad y la dificultad para encontrar financiación “donde sólo BBVA y Banco Santander pueden acudir al mercado pagando un interés tres veces superior”.

Es precisamente todo lo que desprenda la palabra pequeño lo que despierta la desconfianza de los expertos. Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic Brokerhouse admite que “donde no habría que operar (salvo en un tipo de Trading especulativo) es en todos aquellos valores del mercado continuo que por su poca liquidez presentan amplios diferenciales de compra o venta – Spreads- y que al fin y al cabo suponen un coste transaccional indirecto –impuesto por el mercado- que puede ser demasiado amplio”.

Valores del mercado español con mayores diferenciales en el precio de compra/ venta

CompañíaCompraVentaSpread%spread
San José4.664.840.183.86
Montebalito1.541.600.063.29
Fergo AISA0.1900.1950.052.63
Funespaña6.736.850.121.78
Azcoyen1.992.030.042.01


Sin salir de la bolsa española, Sos Corporación es otro de los valores que atiende a la ‘no recomendación’ de los expertos. Un valor que ha conseguido cerrar 2010 renegociando su deuda y recapitalizando su negocio. Esther Martín, directora de análisis de Intermoney advierte de que la compañía “se enfrenta a una situación financiera muy complicada y creemos que su futuro está en la entrada de nuevos inversores”. Un valor altamente especulativo que puede llevarnos a grandes pérdidas por las elevadas caídas y subidas”, reconoce Fernando Hernández, director de gestión de Inversis Banco. Alejandro Martín advierte de que es un valor de muy pequeña capitalización “que cuenta con una volatilidad muy alta y, al perder la directriz alcista en torno a 0.71 euros, podría ir a buscar los 0.60 euros”. Pérdidas del 10% desde los niveles en los que cotiza actualmente.

Intel, sus máximos son su peligro

Pero no hace falta fijarse en lo más pequeño más evitar comprarlo. Suena raro cuando no te recomiendan comprar una compañía que acaba de cerrar “el mejor año de su historia” y que amenaza con que 2011 será mejor. Intel cerró 2010 vendiendo un millón de ordenadores personales al día en todo el mundo, reflejando la importancia de la tecnología en la economía. Sin embargo, la compañía es uno de los valores que los expertos ponen en cuarentena. El director de productos y mercados advierte de que el elevado peso que tiene la compañía en el Nasdaq100 asusta y “quizás por ello nos alejaríamos de este valor”. Un motivo que va unido al hecho de que la compañía ha cotizado en máximos durante el ejercicio 2010 “y que presenta una resistencia horizontal brutal por lo que habría que pensar en salirse y aprovechar otros títulos”, reconoce Roberto Moro. Sin embargo, no hay que olvidar el sector en el que se encuentra es una de las apuestas del año con compañías que generan grandes beneficios, tienen fuerte posición de caja y baja deuda. El hecho de que se estén desarrollando fuertes movimientos corporativos en torno a este sector es un motivo más para pensar en encontrar algún tipo de rentabilidad en la compañía.

Con cautela también recomiendan los expertos andar si se habla del precio del crudo. Manzanares advierte de que “se podría estar gestando una burbuja en torno al precio del petróleo con lo que tendríamos que tener mucha cautela”. Desde Saxo Bank aseguran que la demanda mundial de petróleo en 2011 “podría reeditar a la de 2010 con lo que vemos al crudo cotizando en la horquilla entre los 80-100 dólares en 2011 y de que supere los 100 dólares, tras lo que sobrevendría una corrección”. De hecho, después de que la OPEP haya asegurado que los 90 dólares es el techo de su zona de confort y cualquier movimiento por encima conllevaría una respuesta. El departamento de análisis de Saxo Bank reconoce que “la posición larga especulativa en el crudo está en máximos históricos y esto es probable que sea una de las principales preocupaciones en adelante porque puede llevar grandes correcciones en el futuro”• Un activo que será clave en el año pues “si sube mucho podría dificultar la recuperación de las economías y volver a ralentizarlas”, reconoce Francesc Pau, responsable de gestión de GVC Gaesco. Conclusión, poco movimiento en un activo más que soportado.