“La política monetaria extremadamente expansiva inevitablemente producirá inflación. El nivel histórico de déficit presupuestario causará subidas en los tipos de interés, dañando el crecimiento económico. Las políticas estatales de reactivación económica han infligido una enorme debilidad en el sistema económico. Por ejemplo, el gobierno federal ha dado 11,6 billones de dólares en compromisos de financiación, lo que cargará a varias generaciones con esa deuda. Después de la explosión de la burbuja punto com en el 2000, la Reserva Federal de EEUU reinfló la oferta monetaria.

Eso provocó que las acciones reanudaran su tendencia alcista, que se inflara aún más la burbuja inmobiliaria, y que causara un crash del sistema financiero en general. Esta vez, la FED ha sido aún más expansiva. Los tipos de los fondos federales fueron del 1% entre 2002-2004, ahora estamos en el 0,25%. Esta vez hemos tenido una expansión de 2 billones de dólares. Habida cuenta de esta orgía expansionista de la FED, es probable la aparición de la inflación, ya sea en los precios al consumo o de los precios de los activos.

De hecho ya estamos viendo que los precios del oro están cerca de alcanzar los máximos históricos, y el precio del petróleo se sitúa por encima de los 70$ barril.”

Y en este contexto, los últimos mensajes de los prohombres de la Reserva Federal de Estados Unidos son cada vez más ambiguos. El presidente de la Reserva Federal de Richmond, Jeffrey Lacke, comentó el lunes que podrían abandonar la promesa de mantener los tipos bajos por un periodo de tiempo prolongado si la economía inicia una recuperación económica sólida.

Hace unos días José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España escribía: “ Sí, muy ambiguos. Fischer, por ejemplo, ha dicho cosas como:

* Simpatiza con la posición de Hoenig de rechazar la valoración de tipos de interés bajos durante un largo periodo de tiempo en el último comunicado del FOMC
* Llevará tiempo bajar el desempleo, de hecho podría subir la tasa de desempleo a corto plazo antes de caer
* Ve adecuado pensar en vender MBS de la cartera de la Fed, pero en otro momento
* Pagar intereses en los excesos del coeficiente de reservas le parece una estrategia adecuada para drenar liquidez
* El tipo de interés de 10 años es “un tipo bonito” considerando la situación actual
* El USD sigue siendo la principal moneda de reserva mundial
* Acepta discutir que la compra de treasuries fue una forma de monetizar el déficit, pero hay algunos miembros de la Fed que defienden ampliar estas compras
* En términos de la recuperación de la economía, se van superando piedras en el camino pero otras van surgiendo
* La Fed siempre está discutiendo como proceder para normalizar su balance

Y en este reinado de la ambigüedad absoluta no se pierdan lo siguiente:

Según un informe elaborado por el FMI los “bajos” objetivos de inflación por parte de los bancos centrales obliga a poner el énfasis en las políticas expansivas fiscales. Y todo ello en un entorno de elevados gastos por estabilizadores automáticos (desempleo). ¿Qué hacer entonces? el informe lo deja claro: aumentar los objetivos de inflación ¿Teme el FMI que la presión de los mercados lleve a una restricción fiscal antes de lo esperado? antes de lo que sería deseable. En una reciente encuesta sobre “riesgos” de los clientes la clasificación (de mayor a menor) era:

1. Retirada demasiado rápida de las medidas expansivas

2. Riesgo fiscal

3. Nueva recaída en el crecimiento

¿Recaída en el crecimiento por detrás del riesgo fiscal? bueno, quizás para algunos uno conlleva el otro. Y ahora muchos temen la posibilidad de una nueva desaceleración económica ante la presión del mercado sobre las finanzas públicas. La propia inestabilidad del mercado puede hacer el resto. Pero, ¿cómo reaccionarán los bancos centrales? “Reconozco que hasta el momento han mantenido un tono dispar. Aunque la concreción de la retirada de las medidas expansivas que hizo en su última comparecencia Bernanke genera suspicacias. De la misma forma que los comentarios de Weber sobre la necesidad de ir ajustando de forma progresiva la liquidez sobrante. ¿Quién determina la liquidez que sobra? Hace unos días conocíamos las previsiones a medio plazo de inflación del mercado recogidas por el BCE, sin cambios en niveles del 1.9 %. Y entre medias, los datos más recientes de la inflación muestran de nuevo que quizás el riesgo a corto plazo no es tanto una subida mayor de lo esperado de los precios como una moderación poco deseable”, escribía Campuzano.

Parece estar claro que la inflación asomará antes en Estados Unidos que en Europa. Pero eso ya lo dirá el futuro. Como siempre.

Fuente: www.lacartadelabolsa.com