¿QUÉ SON Y PARA QUÉ SIRVEN LAS VELAS JAPONESAS?


¿Qué son los candlesticks o velas japonesas?

Se trata de la forma de graficación o chartismo más antigua que existe, desarrollada en Japón en el siglo XVIII para operar en los mercados de futuros sobre el arroz con anterioridad a la graficación occidental. Cuando utilizamos el término candlestick o velas japonesas, hacemos referencia a dos cosas. En primer lugar, nos referimos a una forma de graficación mediante la cual transformamos los gráficos de barras en gráficos candlestick, ya que ambos tipos de gráficos contienen los mismos campos (apertura, máximo, mínimo y cierre). La diferencia entre ambos estaría en que las velas japonesas nos ofrecen una mayor información visual. Podríamos decir que nos dan más información visual al mismo precio. Veremos todo esto con más detalle a continuación. En segundo lugar, nos referimos a figuras compuestas por una o más velas que configuran señales de entrada para estrategias de trading a corto plazo, que se pueden incorporar a estrategias de daytrading y swing trading. Por lo tanto, cuando hablemos de candlestick no referimos tanto al método de graficación como a las estrategias que derivan de dicha graficación y, para evitar confusiones, durante este curso vamos a referirnos a la segunda opción como patrones o figuras de velas japonesas. Para acabar con nuestra definición, las velas japonesas se enmarcan dentro del análisis técnico oriental, vertiente que mantiene muchas similitudes con el análisis técnico occidental, aunque la nomenclatura sea diferente.

■ Análisis técnico occidental vs. análisis técnico oriental.

Como acabamos de mencionar, existe una gran similitud entre ambos. Veamos algunos ejemplos: en Occidente, cuando hay ausencia de cotización entre una barra de cotizaciones y su barra siguiente, decimos que se ha formado un hueco. Si la barra más reciente está por encima, diremos que el hueco es alcista y, si la barra más reciente está por debajo, diremos que se trata de un hueco bajista. Por eso, hablamos de tapar el hueco o filling the gap cuando esperamos que los precios vuelvan en algún momento a rellenar el hueco creado. Ante la misma circunstancia, el análisis técnico oriental se refiere a tal fenómeno con el nombre de ventana. Esto es, donde nosotros decimos que se crea un hueco, ellos dicen se abre una ventana y, al movimiento de tapar el hueco, lo definen con la sentencia cerrar la ventana o closing the window. En la figura 1, podemos ver un ejemplo de ventana alcista que después se cierra en una gráfica candlestick de Telefónica.

También en los conceptos de rotura de resistencia y su posterior conversión en soporte, que recibe el nombre de throw-back, o la rotura de soporte y su posterior conversión en resistencia, denominado pull-back. Estos conceptos, trasladados al análisis técnico oriental, reciben el nombre de cambio de polaridad o change of polarity.
Otro patrón chartista muy extendido en Occidente cuenta con su equivalente en Oriente: hablamos de los triples techos o triples suelos que, trasladados a Oriente, reciben las denominaciones de techo de tres montañas o three mountain top y suelo de tres ríos o three river bottom. El lector puede recurrir a cualquier manual básico de análisis técnico para comprender estas figuras y otras que nos aporta el chartismo, ya que las reglas elementales del chartismo exceden las pretensiones de este curso.

Por último, nos referimos a las figuras de hombro-cabeza-hombro y hombro-cabeza-hombro invertido. Muy conocidas también por todos los analistas técnicos occidentales, encuentran su equivalencia en el campo oriental con los nombres de techo de tres budas o three buddha top para la figura de reversión bajista y tres budas invertido o three buddha inverted para la figura de reversión alcista.

■ ¿Es necesario conocer todos los patrones de velas japonesas?

A pesar de la extravagancia de los nombres de las figuras, se trata de reglas de trading muy sencillas y efectivas que utilizan muchos traders particulares e institucionales. En la mayoría de los casos, los nombres explican la figura que intentan señalar. A pesar de existir muchas figuras candlestick, según los trabajos de Steve Nison, analista técnico al que tenemos que agradecer la introducción de estas técnicas orientales, las 5 o 10 figuras más conocidas son las que mejor funcionan. En este curso, nos vamos a centrar en analizar el mayor número de patrones posible, para que el alumno tenga un conocimiento extenso de las figuras, aunque es recomendable que preste más atención a las figuras más conocidas.

■ Sencillez en las señales de trading.

Todas las figuras candlestick son muy sencillas de interpretar y esto tiene su reflejo en la programación de sistemas de trading. A diferencia de los patrones chartistas, como un triángulo o un hombro-cabeza-hombro, que son difíciles de programar por su alto contenido discrecional, los patrones candlestick son muy sencillos y requieren un código de programación mucho más reducido que los anteriores. La bibliografía sobre velas japonesas reitera la importancia de esta sencillez, ya que, generalmente, las reglas de trading más robustas están sometidas a un proceso de optimización menos exhaustivo y no existe una relación proporcional entre la complejidad de las señales de trading y su efectividad. Además, todas las figuras candlestick se pueden utilizar conjuntamente con las herramientas del análisis técnico occidental, como figuras chartistas o indicadores. Uno de los conceptos que repite Steve Nison a lo largo de su obra está en no dejar que la sencillez de los patrones candlestick nos lleve a pensar que tienen poca utilidad para el trading. Todo lo contrario, uno de sus puntos fuertes está precisamente en su sencillez interpretativa.

■ Más información al mismo precio.

La gran ventaja de la graficación candlestick sobre la forma de graficación más extendida en Occidente, esto es, los gráficos de barras, está en que nos proporcionan de forma visual una foto de la batalla entre los osos y los toros. Los gráficos de barras no proporcionan esta información. Como ambos tipos de gráficos se crean con los mismos datos, podríamos decir que nos ofrecen más información por el mismo precio. Mi recomendación es que, si analizamos un gráfico de forma visual, lo hagamos con gráficos de velas japonesas salvo en gráficos de muy largo plazo. Si estamos trabajando con sistemas de trading, no habrá distinción entre ambos, por lo que lo más normal es trabajar con gráficos de barras en este último caso.

■ Candlestick ¿acciones o futuros?

Las figuras candlestick se utilizan para predecir movimientos de corto plazo de los precios, tanto en derivados como en contado. En principio, nos debe dar igual el activo sobre el que se aplican. Funcionan muy bien en barras diarias en acciones europeas y norteamericanas y mal en acciones japonesas. La razón de su buen funcionamiento en barras diarias está en que el precio de apertura y el precio de cierre son especialmente relevantes en dicho timeframe ¿Se pueden aplicar, por ejemplo, a futuros sobre commodities? Sin duda, una vez conocida la técnica, la podremos aplicar a cualquier activo. Otra cosa es que en dicho activo funcione, ése es el trabajo que cada trader debe realizar con los activos sobre los que va a operar.

■ Candlestick ¿trading a corto plazo o trading a largo plazo?

Es importante destacar que su aplicación está restringida al corto plazo ¿Por qué? A lo largo del curso, veremos que los patrones se forman con muy pocas barras. En concreto, con un máximo de cinco. Tras un patrón tan pequeño, el sentido común nos dice que no deberíamos esperar un movimiento de cincuenta barras. Imagine que está analizando un gráfico en el que se está desarrollando un hombro-cabeza-hombro con un total de noventa barras. Una vez confirmada la figura, podremos esperar un movimiento posterior de igual magnitud. Por lo tanto, pueden ser incorporadas en estrategias de daytrading, utilizando un timeframe intradiario, o de swing trading, utilizando un timeframe diario.

La mayor parte de la bibliografía que se puede encontrar sobre la materia se circunscribe a una operativa de swing trading sobre acciones y en timeframe diario. Esto se debe más a razones culturales que a la eficiencia de los patrones. Desde mi propia experiencia en desarrollar sistemas de trading basados en velas sobre acciones en timeframe diario, se trata de sistemas que funcionan bien en el mercado americano y el europeo y mal en el mercado japonés. Ignoro la razón. El análisis técnico no se pregunta porqué se mueven los precios, se dedica a analizar los movimientos y a posicionarse con el fin de beneficiarse de la tendencia. Apliquen en este caso el conocido refrán “en casa del herrero, cuchillo de palo”.

■ Candlestick ¿chartismo o análisis técnico estadístico?

Aunque el origen de las velas japonesas está en el chartismo, en el análisis visual de una serie temporal de cotizaciones su elevado grado de objetividad en la definición de las figuras hace que la programación sea muy sencilla. Por este motivo, vamos a clasificarlas dentro del análisis técnico estadístico y no dentro del chartismo, con la importancia que esto supone para la posible programación de nuestras reglas de trading.

■ ¿Qué porcentaje de fiabilidad tienen los patrones de velas?

Uno de los errores que cometemos al acercarnos por primera vez al análisis técnico es pensar que es una ciencia que nos indica la dirección que van a tomar los precios con absoluta seguridad. Nada más alejado de la realidad. Ni es una ciencia, ni nos indica con certeza absoluta los movimientos de los precios. No se trata de una bola de cristal, sino de un conjunto de reglas que acertarán un determinado número de veces lo que, en terminología de sistemas, se denomina fiabilidad (porcentaje de operaciones ganadoras). Lo que debe tener en cuenta todo trader es que la rentabilidad final no depende exclusivamente de la fiabilidad. Debemos incorporar el importe que ganamos en media cuando la operación es positiva, y el importe que perdemos en media cuando perdemos. Eso nos llevará a la conclusión de que no necesito ganar más del 50% de las operaciones. Incluso ganando el 35%, puedo tener una estrategia ganadora a largo plazo.

Vamos a poner unos cuantos números. Imagine que opera con una pauta de martillo o hammer, tiene un stop loss y un profit target y, tras 100 operaciones, ha hecho 40 con beneficio y 60 con pérdida. En las ganadoras, la media le sale a 1.000 euros por operación mientras que, en las perdedoras, gracias al stop loss, la pérdida en media ha sido de 500 euros. Nuestra estrategia tiene una fiabilidad del 40% y un ratio Payoff de 2 (media de las ganadoras / media de las perdedoras). Si seguimos calculando, veremos que, a pesar de haber ganado sólo el 40% de las operaciones, el resultado final es de 10.000 euros o 100 euros por operación. Esta conclusión es muy importante. No se obsesione con ganar en todas las operaciones. Primero, porque es imposible y, segundo, porque no es necesario para tener una esperanza matemática positiva a largo plazo. Acuérdese de esto cada vez que una pauta candlestick falle y tenga que ejecutar su stop loss.

En una conferencia, Steve Nison contó una anécdota que ilustra muy bien lo que les quiero transmitir. En un seminario, una mujer estuvo hablando con Steve y se mostró muy emocionada con el trading con velas. Le compró un curso sobre la materia y, tras estudiarlo, inició la práctica con dinero real. En la primera operación que se le puso tiro, en concreto un martillo que cumplía todos los requisitos a la perfección, abrió posiciones largas, pero el precio tomó el camino contrario provocando una pérdida en su cuenta de resultados. Indignada, llamó a Nison para decirle que las velas japonesas no servían para nada. La historia resume el comportamiento típico del inversor novato ante el análisis técnico. Ninguna regla nos va a garantizar que la operación va a salir bien y, cuando digo ninguna es ninguna: ni velas japonesas, ni los indicadores, ni el análisis fundamental. Todas las reglas fallan en algún momento. Recuerde que lo importante no es acertar siempre, sino contar con un estricto control del riesgo. Esto es, stop loss, para que perdamos poco en las operaciones perdedoras y ganemos mucho en las ganadoras. ¿Cuánto es mucho y cuánto es poco? El ratio de rentabilidad-riesgo debe ser al menos de 3:1.

Componentes de una vela japonesa.

Los gráficos de velas japonesas utilizan los mismos datos que los gráficos de barras. Contamos un precio de apertura, un precio de cierre, un precio máximo y un precio mínimo. Las velas japonesas o candlestick se componen de:

■ Cuerpo real o real body.

Es la parte más importante de la vela: la distancia recorrida por los precios entre la apertura y el cierre. El color del cuerpo será blanco si el cierre está por encima de la apertura, y negro si el cierre está por debajo de la apertura. Por esta razón, existe más documentación sobre su uso con barras diarias, donde la apertura y el cierre son más relevantes que en las barras intradiarias.



■ Sombra superior, upper shadow o Uwakage.
Es la parte comprendida entre el valor máximo de la barra y la parte superior del cuerpo real.




■ Sombra inferior, lower shadow o Shitakage.
Es la parte comprendida entre el valor mínimo de la barra y la parte inferior del cuerpo real.





A continuación, mostramos un esquema comparativo entre barras y velas. En la parte izquierda superior, vemos una barra vertical cuyo precio más alto indica el máximo que ha alcanzado durante la sesión comprendida en dicha barra (5 min, 15 min, 1día, 1 semana, etc.) y cuyo precio más bajo nos indica el mínimo que ha alcanzado durante la sesión. Por último, la muesca a la izquierda de dicha barra vertical nos indica el precio de apertura y, la muesca situada a la derecha de la barra, nos indica el precio de cierre de la sesión. Éste es el formato que utilizamos para aglutinar en una única barra todos los movimientos del mercado comprendidos en un determinado espacio temporal o timeframe. A continuación, en la parte superior derecha, el equivalente a la barra mencionada en formato candlestick. El cuerpo real es negro por tratarse de un día con precio de cierre por debajo del precio de apertura y nuestro ejemplo tiene sombra superior y sombra inferior. Debajo de estas dos representaciones, aparece una sesión cuya diferencia con la anterior está en el color de la vela. Esta vez es blanco, ya que el precio de cierre está por encima del precio de apertura. En cualquier caso, como ya veremos más adelante, lo verdaderamente importante no es si el color es blanco, negro, rosa o amarillo, sino entender el significado del mismo. El sentido común nos dice que un cierre por encima de niveles de apertura es una señal alcista, mientras que si el cierre es inferior a la apertura, es una señal bajista. En las figuras candlestick, la apertura y el cierre cobran vital importancia.




La gran ventaja de los candlestick es que proporcionan una foto de la batalla entre los osos y los toros. El objetivo de todas las figuras que veremos a continuación es intentar explicar el comportamiento del inversor y su percepción de la sesión desde un punto de vista psicológico. Por ejemplo, una figura de martillo o hammer, que veremos a continuación, nos indica que, tras una tendencia de corto plazo bajista, los precios abren y cierran en la parte alta del rango de movimientos producido durante la sesión, habiendo alcanzado un mínimo alejado del precio de cierre. Por ello, nos indican que, durante la sesión, los precios han caído mucho y después han vuelto a subir. Se puede interpretar como más fuerza alcista que bajista, como una figura de vuelta en un día, y eso refuerza las posiciones alcistas para las siguientes sesiones. Más adelante, veremos el patrón hammer.

Alexey De La Loma impartirá el curso online “Trading con Velas Japonesas” de 4 semanas de duración a partir del 15 de noviembre. Infórmate aquí del curso y de cómo conseguirlo gratuitamente

Alexey De La Loma Jiménez.
alexey@alexeydelaloma.com