Los trabajadores del Banco Central Europeo (BCE) han convocado a través del sindicato Ipso la primera huelga de su historia debido a los cambios previstos en el sistema de pensiones, según confirmaron hoy a Europa Press fuentes de la institución. El paro, de 90 minutos, tendrá lugar el próximo 3 de junio en la antesala de la llegada de los 22 miembros del consejo de Gobierno a Fráncfort para celebrar la reunión mensual y tomar la decisión sobre tipos. No obstante, un portavoz del banco aseguró a Europa Press que la entidad se asegurará de que las actividades principales del banco mantengan la normalidad durante el paro y explicó que la operatividad "está garantizada".