Toyota Motor anunció hoy que sus ventas en el primer trimestre del año aumentaron un 2,7% respecto al mismo periodo del año pasado hasta alcanzar el récord de 2,41 millones de unidades, según informó Kyodo. No obstante, en marzo las ventas descendieron un 0,3% hasta las 960.000 unidades, la primera caída en casi seis años, a causa de la desaceleración económica en EEUU. Toyota está en camino de convertirse el mayor fabricante de automóviles del mundo en ventas este año. En el primer trimestre Toyota aumentó sus ventas en China y Oriente Medio, mientras que vio caer los números en EEUU y Japón.