El grupo Toyota, primer fabricante de automóviles de Japón, invertirá 380 millones de dólares (246 millones de euros al cambio actual) en una nueva línea de fabricación en China, que producirá 200.000 vehículos al año, ha informado hoy la empresa. Toyota ubicará esta línea de producción en la factoría que mantiene con el constructor chino Guangzhou Automobile, perteneciente a la 'joint venture' de ambas empresas y ubicada en la localidad de Nansha District.