La compañía japonesa que ha caído al número tres en las ventas totales de vehículos desde la primera posición, confía en los mercados emergentes para impulsar el renacimiento de su suerte

Toyota vendió 3,7 millones de vehículos en todo el mundo en la primera mita de 2011, un 11% menos que en el mismo periodo del año pasado, debido a que las ventas cayeron un 62% entre abril y junio como consecuencia de las interrupciones en la producción causadas por el terremoto y tsunami del 11 de marzo que asoló Japón.

La empresa automovilística se encuentra ahora mismo por detrás de General Motors, que vendió 4,5 millones de vehículos durante el mismo periodo, y de Volkswagen AG, con 4,13 millones de vehículos. Toyota ha sido el primer fabricante de automóviles según el número de ventas durante los últimos tres años.

Sandeep Singh, director general adjunto de la empresa en India, en declaraciones a AP dijo el sábado que el crecimiento en India “era tan sólido en Toyota que se mostraba confiado, ya que la compañía iba en la dirección correcta.”

Singh ha dicho que las dificultades por el desastre eran de carácter temporal y la visión del crecimiento de Toyota se mantenía sin cambios, según informa AP.

"Los objetivos que se han dado, estamos en camino para alcanzarlos” ha afirmado refiriéndose a la parte india, al tiempo que destaca que Toyota no persigue números, sino la satisfacción del cliente.

Las ventas de vehículos de Toyota en la India aumentaron un 53% este año hasta los 53.100 automóviles durante el primer semestre, y el crecimiento se espera que continúe, porque la capacidad de producción está aumentando en la India, según Singh.

El mes pasado, la empresa dijo que estaba expandiendo la capacidad de producción en su filial de India, Toyota Kirloskar Motor Private, hasta los 310.000 vehículos en 2013, frente a los actuales 160.000, con 220 millones de dólares de inversión.

Las acciones de Toyota se dejan un 4,33% hasta los 73,65 billetes verdes.